[No Touhou] Historias cortas varias

Demuestra tu talento literario y se el próximo que derribe a Agatha Christie creando una nueva crónica histórica. Aquí los trabajos escritos serán grabados y estarán disponibles para todas las generaciones.

Moderador: Literature mods

Responder
Avatar de Usuario
SteamKappa
Kedama
Kedama
Mensajes: 45
Registrado: Mar Oct 24, 2017 11:54 pm
Cash on hand: Cerrado

[No Touhou] Historias cortas varias

Mensaje por SteamKappa » Dom Abr 01, 2018 6:12 am

:blobwave: Saludos lectores

No tengo mucho que decir con respecto a esta galería. Durante ya un tiempo he querido aportar a esta zona, pero como todavía soy inexperto y necesito practicar, decidi comenzar haciendo historias cortas, también es una oportunidad para hacer uso de algunos viejos personajes los cuales he tenido en mente hace tiempo.
Por lo que me limito a decir que dejen sus comentarios, críticas y sugerencias, me ayudarían bastante.


En fin, comencemos

Charlotte
[+] spoiler
Hace mucho tiempo, en una tierra helada donde las nubes cubren el sol de forma casi permanente existe una humilde ciudad gris en donde los faroles iluminan las casas durante día y noche, donde el calor solo puede ser conseguido mediante chimeneas y hogueras que lucen sus brillos titilantes durante toda la jornada. Donde la pesca, los metales, el cuero son los principales trabajos en los que la gente suele ocupar su tiempo para mantenerse con vida un día más.

Viajando al este de ese lugar encontraremos una gran colina, donde hay una gran casa rodeada de bellos y altos muros “orfanato” se puede leer en el cartel de la entrada.
Detrás de las oscuras rejas los niños juegan inquietos en el patio correteándose de aquí allá, cantando y riendo, casi aislados del mundo gris de afuera.

En el silencio de uno de los cuartos del edificio se extiende una gran biblioteca con miles de libros en sus estanterías, de todos los tamaños y colores yacen con algo de polvo esperando a ser abiertos por algún curioso.

Solo dos personas se encuentran allí, la bibliotecaria y una pequeña niña de cabello rubio cuyos rizos dorado ámbar contrastan con la incolora habitación, se encuentra leyendo, casi hipnotizada, sumergida en su lectura sin ánimos de detenerse, apenas haciendo una corta pausa de vez en cuando para descansar sus cansados ojos.

Charlotte, ese era su nombre, se encontraba perdida en una de sus lecturas.

Bastante culta para una jovencita de menos de 8 años, sus lecturas eran complejas en sí, libros sobre los distintos inventos creados por el hombre relacionados a la mecánica, metales y a la carpintería, historias con personajes complejos que construían mundos casi funcionales a partir de detalladas descripciones, y más importante aún, un libro de astronomía.

El último libro mencionado era su favorito, detallaba minuciosamente el cómo lucían y que comportamientos poseían varios astros, fenómenos y cuerpos más allá de lo que sus ojos en el cielo le permitían ver.


La bibliotecaria solo la observaba de reojo día tras día a aquella niña, solo veía como esta entraba en la biblioteca, tomaba un libro cualquiera de cualquier sección de su interés e iba a la ventana a sentarse a leer durante horas solo parando para comer alguna cosa que se haya traído del comedor. Viendo también como tomaba junto a su libro del día, el mismo viejo libro de astronomía el cual veía cuando acababa su lectura.

Esto fue durante más de 5 años.

La bibliotecaria le hablaba constantemente, charlaban de las múltiples cosas que aquella pequeña aprendía en su lectura, era una compañía que reflejaba en la niña una calidez y confianza que en pocas personas a depositado, y llevada por ese sentimiento de amistad decidió desempolvar un objeto de antaño cuyo propósito seria convertirse en un regalo para la niña por su noveno cumpleaños, un viejo y polvoriento telescopio con el cual podía mirar el firmamento durante horas.

La impresión de la niña fue bastante grande, sus ojos brillaron al ver dicho artefacto, de hecho la primera vez se quedó durante tanto tiempo observando que durante la noche termino por dormirse junto a él.


Sin embargo la niña con el tiempo cada vez desarrollaba un pensamiento de libertad el cual le hacía admirar el horizonte y los barcos que navegaban cerca de allí con su telescopio, aquel inalcanzable horizonte le llamaba, quería ser como los protagonistas de sus historias, saber que tenía algo por lo que seguir luchando más allá de simplemente mantener su vida.

De pronto un plan cruzo por su mente, al inicio dudo del mismo, pero al final torció su sentido común y dio rienda suelta a sus sentimientos y espíritu de aventura.

A escondidas de la cocina tomo bolsas de té, azúcar, granos y galletas junto a algunas cacerolas, del jardín sumergió en agua todas las ortigas que pudo encontrar, de su cama las sabanas blancas, y por último, de entre su ropero recogió sus mejores ropas, algunos bolsos y unas gafas de estilo googles.

El tiempo del otoño al invierno del siguiente año pasó, ella por fin tenía preparado el último elemento de su plan, una gran soga hecha con las ortigas del jardín, fuertes como una cadena.

El momento de ejecutar su plan había llegado, y en la noche escribió una carta de agradecimiento a la bibliotecaria en la que le pedía perdón por no despedirse y deseándole lo mejor, en su cuarto una carta para sus compañeros de habitación.

A la mañana siguiente las miradas expectantes y de preocupación de no solo los encargados si no del portero y la bibliotecaria y los niños, en la muralla una cuerda hecha de fibra vegetal atada a uno de los pilares sobresalientes de la muralla.


Charlotte yacía frente al mar, luego de varias horas expectantes al horizonte y varias otras con un increíble esfuerzo pudo construir una pequeña balsa, cuya construcción si bien era bastante pequeña era fuerte y era más que suficiente para ella.

Zarpo al siguiente frio amanecer, entre la niebla y el oleaje apenas distinguía el frente, sus víveres apenas soportaban el oleaje que constantemente pasaba de violento a pacifico, con un frio que calaba los huesos.
Las horas pasaron y ella estaba cada vez más nerviosa, hasta que en cierto momento de distracción varios de sus recursos cayeron a lo profundo del océano, evento que la dejo devastada.
Pensó en los libros que leyó, en sus compañeros a quienes tal vez nunca volvería a escuchar reír, a la bibliotecaria con quien tal vez no volvería a hablar y el viejo telescopio por el que no volvería a mirar.

Charlotte comenzó a llorar mientras miraba al cielo, sin pensar que tal vez había abandonado todo por perseguir algo inexistente, el viento la llevaba y a pesar del movimiento tambaleante y el agudo frío, ella se quedó dormida en su embarcación.

Despertó cuando un fuerte olor irrumpió en su sueño, un tostado y dulce olor el cual se sentía muy cerca, al alzar la vista se dio cuenta que estaba en una playa de blancas arenas en cuyos interiores había un gran bosque de enormes pinos verdes que desprendían un fresco aroma el cual era opacado solo por aquella extraña fragancia, al penetrar en el bosque y caminar cuesta arriba durante un rato pudo ver una pequeña casa, al mirar por una ventana, en ella pudo observar a una ancianita leyendo frente a una chimenea, Charlotte sin pensarlo dos veces toco a la puerta y pregunto a la señorita si podía pasar.

Enternecida por la pequeña decidió dejarla quedarse, charlaron durante un buen rato, Charlotte le hablo de su viaje y el cómo había llegado ahí, la ancianita le conto acerca del cómo había instalado en ese lugar y otros diferentes temas de interés.
La niña recordó el orfanato y los recuerdos que cargaba, comenzó a llorar de nuevo, la anciana solo la abrazo, consolándola, ella se fundió en un abrazo dado por ella.


Los días pasaron y ambas se iban haciendo cada vez más cercanas, como si de una relación entre una abuela y su nieta se tratase.



Charlotte tal vez logró encontrar lo que buscaba.




- Y ese es el final de la historia niños.

Los niños se levantaron y fueron a jugar, la ancianita solo se quedó sentada mientras esperaba a alguien.

- ¿otra vez les contaste esa historia?
- Sabes que no hay nada de malo con ella siempre que no traten de imitarla.- dijo con una risita
- Sabes que esa historia esta endulzada, la realidad fue aún más dura de lo que acabas de contar
- Tal vez… pero así es como la prefiero recordar, de todas formas es el inicio de nuestros recuerdos… mi pequeña Charlotte.



Hey, tengo una galeria de forja "el ciervo oxidado" dime que tal te parece:
viewtopic.php?f=8&t=366


-------------------------------------------------------- Imagen Never 2 far with 2hu
[+] spoiler
Rol: http://www.bunbunmaru.org/viewtopic.php?f=18&t=208

Avatar de Usuario
Iaoth Caelum
ǝsıpɐɹɐd lnɟǝɔɐǝd ɐ ɟo uɹnʇɹǝʌo
ǝsıpɐɹɐd lnɟǝɔɐǝd ɐ ɟo uɹnʇɹǝʌo
Mensajes: 178
Registrado: Mié Ene 24, 2018 10:47 pm
Cash on hand: Cerrado
Ubicación: Algun plano lleno de fantasia.
Participant x 1

Re: [No Touhou] Historias cortas varias

Mensaje por Iaoth Caelum » Dom Abr 01, 2018 6:35 am

Ow~ Esto es muy tierno.

Me encanta Charlotte, ella está ahí, en su mundo, para luego perseguir sus sueños sin tener en cuenta que tan cruel puede ser el mundo real; y cuando se lo enfrenta termina sufriendo consecuencias que podrían haber sido letales.

La viejita del final is the true MVP, y deja un final abierto todo esto :angry:

Nah, jk eso ultimo, me gusto bastante, good work.
"Yo no me aleje del mundo, el mundo destrozo todo lo que amaba." Izthos Zyruzey Lmoa

Avatar de Usuario
SteamKappa
Kedama
Kedama
Mensajes: 45
Registrado: Mar Oct 24, 2017 11:54 pm
Cash on hand: Cerrado

Re: [No Touhou] Historias cortas varias

Mensaje por SteamKappa » Dom Abr 01, 2018 5:45 pm

Gracias Iaoth, me alienta que al nuevo admin de la zona de literatura le haya parecido un buen escrito. Aunque a mi me parezca un poco vago en narrativa. :neet:

Iaoth Caelum escribió:
La viejita del final is the true MVP, y deja un final abierto todo esto :angry:
No estas muy lejos de lo que tenia planeado, pero dejare que las dudas se resuelvan por si mismas en futuros posts.

:wink:


Si a alguien le interesa pasarse por aquí en primer lugar
Hey, tengo una galeria de forja "el ciervo oxidado" dime que tal te parece:
viewtopic.php?f=8&t=366


-------------------------------------------------------- Imagen Never 2 far with 2hu
[+] spoiler
Rol: http://www.bunbunmaru.org/viewtopic.php?f=18&t=208

nota
Rekindling Fairy
Rekindling Fairy
Mensajes: 128
Registrado: Mar Oct 17, 2017 8:07 pm
Cash on hand: Cerrado
Participant x 3

Re: [No Touhou] Historias cortas varias

Mensaje por nota » Sab Abr 14, 2018 2:42 am

Vaya, por un segundo pensé que se moriría.

Bonita historia, lo que los libros pueden hacer, corto pero entretenido, me gusta. Eso de la astronomía me recordó a Marisa, lol. Si la historia está alterada, cual es la verdadera? Ahora quiero saber, en fin, si haces algo más lo leeré con gusto, como un extra, me imaginé a Charlotte como pirata en algún momento XD.

Avatar de Usuario
Youkai_Escritor
Kedama
Kedama
Mensajes: 42
Registrado: Mar Oct 31, 2017 2:37 am
Cash on hand: Cerrado
Participant x 2

Re: [No Touhou] Historias cortas varias

Mensaje por Youkai_Escritor » Dom Abr 15, 2018 3:15 am

¡Oh! ¡Es tan hermosa tu historia! La verdad me sentí identificado con Charlotte; tambien tengo ganas de salir de donde estoy y ver el mundo allá afuera.

Una de las cosas en las que podrías mejorar es en poner más signos de puntuación, porque hay muchas oraciones donde si le hace falta una coma o dos. De paso te digo que no vie faltas de ortografía, solo la puntuación.

Espero que sigas escribiendo.

Avatar de Usuario
SteamKappa
Kedama
Kedama
Mensajes: 45
Registrado: Mar Oct 24, 2017 11:54 pm
Cash on hand: Cerrado

Re: [No Touhou] Historias cortas varias

Mensaje por SteamKappa » Dom Abr 15, 2018 10:04 am

Gracias escritor, nota. Ambos comentarios son apreciados enormemente :wink:
nota escribió:

Eso de la astronomía me recordó a Marisa, lol.

¿No les ha pasado que intentan crear algo completamente nuevo de la nada y terminan haciendo una especie de "Plagio involuntario"?
pues es lo que me paso al crear a Charlotte por allá por 2013 y ahora que miro los dibujos que hice de ella me vengo a dar cuenta. :neet:


[+] spoiler
Acabo de descubrir que se llama criptomnesia https://es.wikipedia.org/wiki/Criptomnesia
Hey, tengo una galeria de forja "el ciervo oxidado" dime que tal te parece:
viewtopic.php?f=8&t=366


-------------------------------------------------------- Imagen Never 2 far with 2hu
[+] spoiler
Rol: http://www.bunbunmaru.org/viewtopic.php?f=18&t=208

Avatar de Usuario
SteamKappa
Kedama
Kedama
Mensajes: 45
Registrado: Mar Oct 24, 2017 11:54 pm
Cash on hand: Cerrado

Re: [No Touhou] Historias cortas varias

Mensaje por SteamKappa » Sab May 19, 2018 5:35 am

En fin, llego la hora de actualizar este polvoriento sitio. Despues de pensarlo durante un tiempo y desechar algunos escritos, tengo por fin una nueva historia.

En fin, no extendere más mi introduccion.
Lazos plateados
[+] spoiler
- Las leyendas son forjadas en base a la hazaña, y son templadas en base al recuerdo…


En un solitario refugio en medio del bosque yace tendida cerca del suelo la silueta de una mujer, sus pieles pálidas que se teñían de un color blanco grisáceo, sumado a su aliento que se escapaba visiblemente de su boca y nariz, dejaba aún más en claro lo frío de la mañana. Somnolienta, se disponía a reavivar la hoguera para calentar su pequeña vivienda.

Esta todavía parecía no terminarse, las paredes de arcilla apenas llegaban a la mitad del marco de madera que hacía de guía, dejando al descubierto el interior del refugio, además de que las ramas del techo parecían estarse secando, dejando al descubierto varias ranuras por las que volvían el lugar vulnerable al clima. Sin más remedio, la doncella se puso su verde capa y se dispuso a trabajar para sobrevivir un día más. Las palmas de sus manos estaban duras por el trabajo y su cuerpo cansado sufría los estragos del frio y el hambre, pero eso no le impidió seguir con su trabajo. En un agujero removía la húmeda tierra y el agua, amasándola para formar una masa que se endurecería. Mientras la hoguera comenzaba a crecer tras de sí.

Trabajo durante varias horas, su obra estaba cerca de terminarse, pero el esfuerzo que esto conllevaba le hacía parecer que estaba incluso más lejos de terminar de lo que verdaderamente estaba. Sin nadie que le ayudase, la única compañía era el trinar de las aves que se oía a la distancia, el sonido de los insectos y el llanto ocasional de aquel bebe, su hijo, quien yacía arropado en su cuna, protegido del frio mientras que su madre se esforzaba en evitar que cualquier cosa dañara a su hijo.

Sin embargo si quería hacerle sobrevivir, tendría que mantenerse ella con vida. Sus cansados brazos dejaban en claro que ella no llegaría muy lejos si seguía esforzándose sin nutrirse bien, solo alimentándose de raíces, plantas comestibles y pequeños frutos no sería suficiente.

Necesitaba comer, pero abandonar el refugio y a su hijo a su suerte no era una opción. Llevarlo consigo tampoco lo era, aquella ocasión en el que lo intento le hizo recordar las cicatrices al costado de su torso, animales peligrosos rondaban en el bosque.
Pero no era siquiera lo peor que había enfrentado, recuerdos del como las llamas consumían todo a su paso. Como los chasquidos que producía la madera quemándose era opacada por los gritos de miedo y dolor de sus compañeros, vecinos, amigos y familiares...

- ¡Evelyn!- una voz resonó fuerte en su memoria.

Espabilo, sus manos se encontraban aferradas a la arcilla como si sostuviera en sus manos el cuerpo de un ser amado sin vida. Continuo con su trabajo, su espalda se doblaba y sus costillas comenzaban a hacerse visibles. Verla en ese estado era terrible, necesitaba comer y ya, no podría soportar mucho tiempo en ese estado.
Sin embargo no dejo de trabajar haciendo una ocasional pausa para beber agua y comer alguna cosa, la noche había llegado y el bosque lejos de verse más solitario y gris que en el día, se veía más llena de vida que nunca. Las luciérnagas iluminaban la zona y los insectos cantaban al unísono mientras la luna plateada se levantaba en lo alto. Luna plata… curioso, aquel nombre grabado en el estandarte que alguna vez porto yacía ahora solo en su recuerdo. Referente a estos últimos siendo el hacha, la espada y el lobo sus insignias.
Ahora dichas figuras se alzaban frente a la doncella como una prueba, una prueba en la que el pasarla seria sobrevivir.
La construcción estaba lista, solo hacía falta que el fuego de la hoguera secase las paredes y su refugio estaría casi terminado. Todo parecía ir perfectamente… Sin embargo de entre las sombras se escuchó un sonido reconocible y tenebroso.
Era chirriante y áspero, la garganta se le hizo un nudo mientras cerraba la puerta, agarro el hacha, se asomaron figuras oscuras entre la maleza, poseían ojos brillantes… Lobos…
Un pequeño grupo de ellos se abalanzo sobre ella, rápidamente repelió a uno de ellos con el hacha, hiriéndolo. Pero otro, para su fortuna o desgracia mordió su capa la cual sacudía violentamente. El otro esperaba para atacar mientras la chica casi cae al suelo por los tirones del canido. Rápidamente dio un fuerte golpe con el hacha a su agresor librándose de él, pero quedaban dos con vida.

Ambos se lanzaron furiosos contra ella, uno de ellos atrapo su pierna, tumbándola al suelo. Lo mismo, clavo el hacha en su cráneo y le dio muerte, pero perdió atención al otro, lo que le costó que atraparan su brazo.
Para su fortuna la capa y sus largos guantes de cuero frenaban sus colmillos, pero estos aun así atravesaban debido al violento movimiento de cabeza que hacía, lo que le hizo también soltar el hacha.

El canido se negaba a dejar ir su brazo y continúo sacudiéndola, mientras que ella intentaba alcanzar su cuchillo con su mano libre, harto de atacar al mismo sitio, el lobo intento morder su cuello, pero esto le dio una oportunidad; alcanzando su cuchillo y en un rápido movimiento apuñalo el cuello del lobo una y otra vez finalmente matándolo.


La sangre corría por el cuerpo de la mujer, ella tomaba su mano herida mientras se quejaba fuertemente por el dolor de sus heridas, se apoyó contra la pared de su hogar, pero de entre los arbustos surgieron más. Amenazantes del mismo modo, mientras ella retrocedía tomando un palo encendido de la hoguera.


Todos se abalanzaron contra ella, por lo que entro en su refugio mientras los lobos arañaban y ladraban a la puerta. Uso su cuchillo y su antorcha para espantarlos, pero estos no cedían. No había escapatoria, se recostó contra la pared con él bebe en sus brazos y su cuchillo en mano, esperando lo mejor.

La mañana llego y con ella el silencio, y en la oscuridad del hogar se encontraba la misma mujer, despertaba luego de la terrible noche que paso, sus heridas aun dolían, pero su hijo estaba bien. Y para ella eso era lo más importante; lo puso en su cuna y armada con el cuchillo se escabullo para mirar por la puerta. Los canidos se habían ido, pero los cuerpos de los muertos seguían en el patio.

Al verles más de cerca se dio cuenta de que estos seguían frescos, sus miradas estaban perdidas y sus cuerpos estaban cálidos. Sin tiempo que perder, la mujer cocino la carne de los lobos y utilizo su piel para abrigarse, al igual que su hijo.
Los huesos fueron usados para herramientas y armas, mientras que los cráneos fueron usados para protección. La madre y su hijo ya tenían sus estómagos llenos, el calor y protección de un hogar.


Todo parecía ser más brillante desde ese momento.
La mujer había confeccionado un arco y flechas y había puesto barreras en el perímetro para evitar la entrada de lobos al lugar, además de poner trampas en los ríos, logró recolectar agua de las lluvias utilizando jarrones de arcilla e incluso gano peso. Sin embargo no podia dejar de pensar en el mismo sitio, por lo que en cierto momento llego a visitar el lugar del que provenía.


Un largo tramo serpenteante por el bosque le conducía hacia un claro en medio de los árboles, el césped le llegaba por encima de los zapatos haciendo difícil el ver lo que había en el suelo, entre las grandes cantidades de hierbajos verdes encontró algunos restos, maderas quemadas y carcomidas por los elementos, telares desteñidos podridos desperdigados entre los maderos, e incluso piezas metálicas llenas de óxido que habían sido olvidadas meses atrás.
Entre todas las cosas logro encontrar cosas si bien interesantes, sin ningún uso; cotas de malla cubiertas de lodo sin posibilidad de ser funcionales de nuevo, espadas oxidadas que se rompían a la más mínima brusquedad, pedazos de cuero mordisqueados por quien sabe que, e incluso esqueletos aun envueltos en ropajes.


Las lágrimas asomaban de los verdes ojos de la doncella mientras esta miraba a su alrededor, casi parecía que todo se había evaporado de un instante a otro aquel fatídico día en el que tuvo que correr de aquellos hombres de crestas rojas. La mujer se quedó junto a su niño en ese sitio durante el resto del día mientras tanto entonaba una canción en un idioma extraño.


“salido en el invierno el cuervo asomo de su cueva, en el frio invierno del bosque, aun con tantos depredadores busco entre los árboles que comer, no hay lugar en el que poner la mesa, solo aves que cruzan el cielo volando lejos. ¿Qué puede un cuervo comer? ¿Qué puede un cuervo comer? Incluso si mira por doquier, el suelo y el mar de nieve cubiertos están, cerca de una valla un cordero muerto esta. El cuervo inicia su canto llamando a su familia, la cena de los cuervos bajo la nieve acaba de comenzar”


La mujer tomo algunos objetos de su interés, mientras volvía a casa volvió a entonar la misma canción, sin saber que pronto el lugar se convertiría en un blanco paisaje también, la temporada de invierno pronto azotaría el bosque y con ella a la mujer y al niño.





- ¿y que paso después?

- Es difícil saberlo mi pequeño Empirio, hay versiones de esta historia que dicen que la mujer fue encontrada por un grupo de legionarios quienes le dieron muerte tras una batalla en la que consiguieron la victoria por muy poco, acabando con ella y llevándose al bebe. Otros dicen que la mujer junto a su hijo no pudieron sortear las fuertes temperaturas y murieron en invierno fundidos en un gélido abrazo.

- No… eso es muy perverso… no me gustan esos finales. Es injusto que después de todo lo que paso acabara por morir.

- Jeje, puedes creer lo que quieras creer Empirio, no hay nada escrito.

- ¡Empirio!.- les interrumpió una voz

- Deberías ir, se ve que te necesita en el taller de nuevo.- dijo la anciana mientras se levantaba de su asiento.

- Oh ok, gracias por contarme esa historia señorita Diana, fue muy amabl- ugh.

- Ya tendrás tiempo para formalidades luego, ahora te necesito en el taller.

La muchacha de cabellos rubios arrastraba al pequeño Empirio por el cuello mientras caminaba a paso apresurado por el sendero.

- Eh…Si ¡Nos vemos señorita Diana!

- ¡Adiós Empirio!

La anciana rápidamente se encontró sola en ese lugar, esta miro una gigantesca estatua en medio del parque, la enorme figura de un oso con una cicatriz en el ojo.

- …Me pregunto ¿qué habría sido de los luna plata?...- dijo la anciana para si misma.










En fin, eso es todo por ahora. Recuerden que siempre estoy atento a sus comentarios, criticas, sugerencias y opiniones. :wink:

like y suscribete
Hey, tengo una galeria de forja "el ciervo oxidado" dime que tal te parece:
viewtopic.php?f=8&t=366


-------------------------------------------------------- Imagen Never 2 far with 2hu
[+] spoiler
Rol: http://www.bunbunmaru.org/viewtopic.php?f=18&t=208

nota
Rekindling Fairy
Rekindling Fairy
Mensajes: 128
Registrado: Mar Oct 17, 2017 8:07 pm
Cash on hand: Cerrado
Participant x 3

Re: [No Touhou] Historias cortas varias

Mensaje por nota » Dom May 27, 2018 10:58 pm

Rayos, de nuevo con la duda de que pasó.

Interesante historia, una batalla de supervivencia en la era antigua, imaginar un campo de batalla desolado y donde sólo quedan los restos, fue interesante realmente.

Gracias por la lectura, está zona es muy poco activa, lástima que la inspiración se me va y no puedo apresurar mis pensamientos para algo y ayudar a mantener vivo este sitio.

Responder