Concurso de Fanfic: ¡Día del Amor y la Amistad 2018! ¡Votaciones!

Camina por las communitas anti-jerárquicas fuera del borde para enfrentar a otros seres y alcanzar Nirvana. Zona dedicada a eventos de la comunidad.

Moderadores: Paradise mods, Fanart mods, Literature mods, Scoreboard mods, Rol mods

Avatar de Usuario
RedStorm
Rekindling Fairy
Rekindling Fairy
Mensajes: 124
Registrado: Lun Ene 01, 2018 9:11 am
Cash on hand: Cerrado
Ubicación: Makai
Organizer x 2Participant x 1
Contactar:

Concurso de Fanfic: ¡Día del Amor y la Amistad 2018! ¡Votaciones!

Mensaje por RedStorm » Jue Feb 15, 2018 4:01 am

♥ Concurso de Fanfic: ¡Día del Amor y la Amistad 2018! ♥
¡Votaciones sabrosonas!
Imagen
¡Con más amor que nunca!

¡Y más lemon que nunca!
¡Muy bien! ¡Atención todo mundo! ¡A partir de ahora comienzan las votaciones!

Se realizarán de la siguiente forma:
-Deben dar sus puntuaciones en una escala del 0 al 100.
-La votación la pueden hacer conforme a sus criterios personales (redacción, ortografía, sentimientos que despierta, coherencia lógica en la historia, personalidad de los personajes, etc. Destrúyanlos de la manera que más prefieran). Eso sí, sean subjetivos. No den puntuajes malos o buenos sólo porque les gusta cierto personaje o el autor.
-Junto con el puntuaje, deben justificar por qué dieron esa calificación. Pueden explayarse todo lo que quieran. No se tomarán en cuenta los votos que no tengan al menos un pequeño comentario, ni con comentarios demasiados breves (tipo "me gustó", "me parece bien", "no me gustó la historia", etc.).
-Las votaciones deben ser públicas.
-Sólo se consideran los votos por el foro.
-Los participantes también pueden opinar y votar, pero por cuestiones de objetividad no serán considerados para el promedio final.
-No es necesario que den todas sus votaciones juntas. Pueden dejar una votación, y al otro día dejar el resto. También pueden modificar sus votaciones.
-La votación se cierra el próximo 21 de febrero. ¡El jueves siguiente se darán a conocer los resultados y los primeros lugares serán contactados para recibir sus premios!

A continuación, posteo las historias enviadas (ordenadas por orden como fueron llegando).


*****************
Descargar las historias en Word (recomiendo leerlas en su formato original)
https://mega.nz/#!Ddsi2BrJ!41yHwxdek0Yz ... QffyVHDu_0

*****************


Contradicciones de un alma solitaria
Autor: Nota

[+] spoiler
Contradicciones de un alma solitaria.

¿Amigos?

¿Para qué necesito amigos? Eso dicen mis labios, con burla y desprecio; mas, cuando la soledad me atormenta, mi alma clama por compañía. Veo a todos ser felices en grupos, pero mi cuerpo rechaza estar rodeado por el afecto que me ofrecen pocas veces.

¿Por qué lloras alma mía? Si ser ignorados es algo común para ti y para mi cuerpo, cuando me acerco a los demás, parece que ellos no quieren verme, como si fuera basura, se alejan de mí. Mi alma pregunta por qué se alejan, ¿Qué hice para que antes de siquiera acercarme, me rechacen?

Mi alma llora, llora sin cesar, pero mi cuerpo ríe de forma alegre, hasta demencial, “Odio la compañía” digo para que no vean mi patético deseo por tener a alguien a quien pueda llamar amigo. Con alguna excusa, me alejo antes de que mi cuerpo me traicione, ya que no puede contener las lágrimas de mi alma.

“Odio al sol” digo de forma libre, su calor me mata lenta y dolorosamente, pues me recuerda que no hay nadie que me brinde ese calor llamado “aprecio”. Sin embargo, al llegar el crepúsculo, cuando la luna se impone en el firmamento, busco desesperadamente el calor del sol. Hablo con la luna buscando consuelo, más ella huye de mí con ayuda de las nubes, quienes acogen mis emociones y dejan caer agua cargada del frío de la soledad.

Envidio las estrellas, pues al ser tantas, jamás estarán solas. ¿Por qué lloras alma mía? Si las manos que ves frente a ti, han creado esta soledad ¿Por qué clamas por compañía? Si la condena de la soledad ya está dictada ¿Por qué mi cuerpo y mi alma difieren? Si se supone que ambos me conforman.

Mi alma pide otras almas que la acompañen, mas mi cuerpo repudia la compañía y se aleja. Cuando mi cuerpo siente soledad y busca a otros, simplemente se alejan de mí, ignorándome y lastimando la cordura que me ata a este deseo.

En mi mente resuenan gritos diciéndome “¿Para qué lo intentas?” “Basura” “Inservible” “Escoria” “No deberías existir” gritos tan fuertes y constantes, que mis oídos sangrarían de tanto escucharlos.
Mi boca dice “Seguramente a la siguiente” “No te rindas” “Solo es un tropiezo leve” “Levántate” “Ya casi lo logramos” palabras que buscan darle a mis músculos la fuerza para levantarse un día más.
Maldigo y agradezco la compañía, la maldigo, pues me recuerda que no poseo un lugar al cual pertenecer, me recuerda que mi presencia no es necesaria para nadie, me recuerda ese calor que repudio y a la vez busco con desesperación. La agradezco, pues en lo más profundo de mi alma, guardo los pocos segundos que soy capaz de sentir esta calidez y me da fuerzas para levantarme a buscarlo.
¿Por qué se contradicen alma mía y cuerpo mío? Como agua y aceite, ambos se rechazan, llevándose por cada lado suyo lo poco que me queda de vida. No soy inocente, soy culpable de muchos pecados, mas pido que me den al menos una llama pequeña para guardarla y protegerla, una llama que me de calor en esta fría vida, en la cual pago mis errores.

¿Soy tan despreciable? Me pregunto al ver como todos se van, “Claro que lo somos” me responde mi mente “Solo es cuestión de darles su tiempo” dice mi boca, tratando de evitar mis lágrimas.
Jamás hago feliz a nadie y cuando lo hago, lo desprecio, odio ver felicidad generada por mi ser, ya que soy incapaz de tomarla y hacerla propia. Causo dolor, odio y rencor entre los demás, eso me hace feliz pues veo como sufrieran si llevaran mi carga.

“¿Realmente aprecias el dolor?” Me pregunta mi alma, “Claro que lo apreciamos” responde mi cuerpo, un ser cuyo propósito impuesto es ser una herramienta, y por eso mismo lo detesto.
Un ser desechable, algo cuyo valor es momentáneo y cuando ese momento pasa, pierde valor y es olvidado. “Desgraciados, largo de mi vista no los necesito” grita mi alma, “Por favor no me olviden, llévenme con ustedes” dicen mis labios de manera poco audible, antes de retorcerme en mi eterna soledad.

Río de forma demente mientras mis lágrimas no dejan de salir “Ya sabía que terminaría así” dice mi cuerpo “¿Por qué no puedo ser feliz?” dice mi alma, buscando una razón para este dolor.
No quiero más este dolor, no soporto este dolor, eso es lo que mi cuerpo siente, más mi alma ansía desesperadamente ver a los demás seres alejarse, los repudio porque sé que son seres despreciables.
Traición, odio, resentimiento, desprecio, emociones que dirigidas a mí, se siente estupendo para mi cuerpo, pero mi alma anhela ser aceptada por los mismos seres que emiten tan negativos sentimientos hacia mí.

Amor, amistad, aceptación, felicidad, alegría, emociones que mi alama quiere sentir con desenfrenado y desquiciado deseo, un deseo enfermizo de aceptación y a la misma vez, un deseo igual de enfermizo porque nadie jamás demuestre dichas emociones hacia mí.

¿Cuál es mi deseo? ¿Para qué sigues existiendo? Escuché alguna vez que existimos para algo, mi cuerpo comenzó a buscar ese motivo con desesperación y mi alma se burlaba de dichas palabras.
¿Ser despreciada es mi motivo para existir? Sólo me usan cuando me necesitan y me desechan, ciclo sin fin que he repetido más veces de las que recuerdo “Causar el caos es nuestro destino” me dice mi alma.

Quisiera que todos sintieran este dolor, quiero verlos retorcerse en el desprecio, anhelo ver sus caras de horror y sus lágrimas de desesperación que guardo en lo más profundo de mi ser, amo ver el sufrimiento de los demás.

¿Realmente lo disfruto? Pregunta mi cuerpo, “ES EL MEJOR ÉXTASIS” Grita mi alma, comenzando a reír como lunática, con el tiempo dicha risa se ahoga en llanto y mi cuerpo comienza a reír para retomar lo que mi alma comenzó.

Al verme disfrutar su dolor, el odio y rencor vienen hacia mí, “ESO ES, ODIENME, QUIERO SENTIR CADA EMOCIÓN NEGATIVA DE USTEDES” Grita mi cuerpo a sus caras llenas de lágrimas, “No, no es lo que quiero, por favor no me dejen” susurra mi alma al ver como de nuevo, la soledad absoluta me rodea.

“Libera lo que te atormenta, acepta quien eres y aprende a vivir con ello” Cuando escuché eso, sólo me burlé, pero ahora que siento a mi eterna compañera, decidí hacer caso.
Soy un ser que se desprecia por causar alegría, porque no puedo hacerla mía. Odio aquello que los demás aman, porque no entienden el desprecio, amo aquello que los demás odian, porque se lo que se siente el eterno olvido.

Soy quien trato de liberar a quienes se sienten oprimidos por aquellos que sólo nos ven como poca cosa, y fallo rotundamente. Soy aquella que no encontró un lugar al cual pertenecer, y aún sigue buscándolo con alegría y odio.

Soy Seija Kijin, y soy una Amanojaku, orgullosa de serlo y a la vez fastidiada de llevar mi carga, una herramienta que busca su libertad.

Finalmente, mi alma y mi cuerpo están de acuerdo, aceptar a la soledad como mi amiga y el odio como mi amante, caminaré con la esperanza que algún día, alguien escuche mis lamentos y ambiciones, para posiblemente, encontrar a alguien que acepte mi alma y cuerpo, que son contradictorios…

Bosque Youkai, durante la noche.
Una fogata ardía en medio de un improvisado refugio, sólo una Youkai estaba frente a dicho fuego. Estaba doblando un pedazo de papel con cuidado y al terminar de hacerlo, observó el papel unos segundos antes de lanzarlo a las llamas que lo consumieron.
-Es extraño que me hayan dado ganas de hacer esto ¿Será por esa fecha rara que parecían celebrar en la aldea humana? Muchas emociones positivas y negativas afectaron mi pensamiento.
Dijo a sí misma, mientras veía la danza de las llamas.
-¿A quién le importa? me siento más tranquila ahora que saqué todo eso de mi mente… una Amanojaku no necesita esas emociones, aunque admito que tener compañía no fue malo, es mejor así.
Su carta llena de emociones jamás será leída, ya que el fuego la consumió completamente, pero una parte de ella siempre sabrá, que sus palabras escritas, eran una verdad innegable.

Ansiosa
Autor: Jin Esteban

[+] spoiler
*Abre lentamente los ojos*

- … Mmmm… *bostezo* - Reimu se despierta, era una mañana bastante fría, puesto que durante la noche anterior nevó. Afortunadamente ella ya se había preparado para ello, por ende no fue una noche muy difícil.

-… Me pregunto qué hora será…- Reimu se dispone a levantarse. Busca su uniforme, se viste, va al baño a lavarse la cara y los dientes, prepara la tetera para desayunar, recoge el futón y lo guarda.

-…*Sorbo*… Este té está rico- una vez que termina, recoge la loza, la lava y posteriormente la guarda.

-… Vaya, ¿ya es 14 de Febrero?… -Mira el reloj, el cuál encontró entre unas cuantas chucherías en la tienda de Rinnosuke- Son las nueve de la mañana… Bueno, creo que es hora de empezar a trabajar- Toma su abrigo, una pala y se dispone a despejar la nieve en la entrada del templo.

Algo bastante inusual ver a Reimu motivándose por sí sola, pero todo tiene explicación. Hace unos días se habían puesto de acuerdo para celebrar la festividad de San Valentín con una pequeña fiesta y, se eligió el templo como centro de evento para esta. El único requisito era que este estuviera disponible aquel día, pero a pesar de caer día laboral, decidieron darse un descanso ya que las cosas han estado bastante tranquilas.

-… *Jadeo*… …*jadeo*… Esto es agotador… No esperaba que hubiera tanta nieve… -

-¡Buenos días Reimu!- grita Marisa, apareciéndose montando su escoba mientras agita el brazo de forma enérgica.

-Buenos días Marisa- responde Reimu- Veo que estás bastante emocionada desde temprano.

-¡Por supuesto que sí! Después de todo hoy es la fiesta-

-En ese caso llegaste en buen momento, ven a ayudarme a despejar la nieve-

-¡Ah!... Bueno, creo que no tengo nada mejor que hacer, y aunque intentase arrancar ahora ya será demasiado tarde -

Marisa va en busca de otra pala, vuelve y empieza a despejar la nieve desde el lado contrario al de Reimu.

Todo está bastante tranquilo, no cruzan palabras, ambas parecen muy concentradas en lo que hacen, hasta que repentinamente Marisa rompe el silencio.

-… Oye, Reimu, ¿ya tienes listos los regalos que darás?- le pregunta si desviar la mirada de lo que está haciendo.

-… …- Reimu la mira de reojo, luego vuelve a lo que estaba haciendo- … Si, tengo algunos listos, ¿y tú?-

-Sí, los tengo listos, aunque fue difícil decidir a quienes darle uno…- Responde con una expresión exhausta.

-¿Es así?, bueno, creo que esperaba un poco eso viniendo de ti- Le dice de forma casi pensativa.

-¡Oye! No seas así- Se queja Marisa mientras le frunce el seño.

-Hahaha- se ríe Reimu mientras Marisa sigue mirándola con esa expresión de molestia.

El propósito por el que decidieron hacer esta fiesta es reunirse para disfrutar con personas a las que se les tenga estima y darles un presente, pudiendo ser este lo que la persona estime pertinente, aunque en su mayoría debieran ser chocolates debido a la fecha festiva que se celebra.

Pasado un tiempo, la entrada al templo está completamente despejada, y ambas chicas se ven bastante agotadas.

-Fiuuuh, finalmente terminamos- dice Marisa, mientras frota su antebrazo en su frente secándose el sudor.

-Así parece- responde Reimu, haciendo lo mismo –Parece que no fue muy buena idea abrigarse tanto si íbamos a terminar entrando en calor de esta forma- dice esto al mismo tiempo que agita su abrigo desde el cuello ventilándose.

-Por suerte yo no me abrigué tanto, tenía la impresión de que algo así sucedería- le dice Marisa mientras deja la pala en el suelo.

-Así que planeabas ayudarme desde el principio… que amable de tu parte- dice Reimu mientras toma la pala con ambas manos y las reposa en esta.

-No hay problema, no me lo agradezcas- responde Marisa mientras toma su escoba y se prepara para partir- Ya es hora que me vaya, nos vemos en la noche Reimu- se sube a su escoba mientras empieza a agitar su mano en forma de despedida.

-Nos vemos después- dice Reimu mientras agita su mano también.

-… Bien, creo que ahora empezaré a preparar las cosas adentro- recoge las palas y se dispone a entrar, pero alguien la detiene.

-Señorita Reimu, buenas tardes, no esperaba encontrarla fuera del templo- dice una voz en dirección a las escaleras del templo, la cual Reimu reconoce de inmediato.

-Oh, buenas tardes S- ¿Eh?-Reimu responde mientras se voltea y para su sorpresa, al hacerlo, ve unas cajas enormes y debajo de estas unos pies con medias blancas y unos zapatos elegantes.

-¡¿S-Sakuya!? ¡Rayos!, ¿Necesitas ayuda?- Dice preocupada al ver a Sakuya cargada con semejantes cajas, preguntándose qué diablos hay dentro de estas.

-No se preocupe, estoy bien por mi cuenta, pero si me pudiera ayudar a llegar hasta el costado del templo para dejar las cosas le estaría agradecida- dice Sakuya sin perder la calma.

-¡C-claro!, por aquí- Reimu toma a Sakuya por el brazo con una mano mientras con la otra carga las palas, la lleva con cuidado mientras mira al suelo para evitar que pudiera accidentarse de alguna forma.
Al llegar a un costado, Sakuya deja cuidadosamente las cajas en el suelo mientras Reimu entra a guardar las palas, volviendo rápidamente.

-Muchas gracias por la ayuda señorita Reimu- dice Sakuya mientras se arregla el uniforme.

-No hay problema, pero, ¿Qué haces cargando con tantas cosas hasta acá?-

-Mi Lady me pidió que trajera estas cosas para la fiesta de esta noche-

-Pero, ¿tan temprano? Es apenas medio día, no me esperaba a nadie hasta pasadas las cuatro de la tarde-

-Para serte sincera, Mi Lady está bastante emocionada por la fiesta, a decir verdad, estuvo estos últimos días buscando cosas que pudieran servirnos y me pidió que la ayudara, así que hoy me dijo que viniera más temprano para ayudarte a dejar todo listo- le explicó Sakuya mientras ordena las cajas y las abre para ver el contenido de cada una.

-Ya veo… bien, entonces, ¿comenzamos de inmediato?- dijo Reimu mientras se sube las mangas del traje.

-Empecemos- le dice Sakuya mientras le sonríe de forma entusiasmada.

En primer lugar, Sakuya y Reimu despejaron lo que sería la sala para la fiesta, dejando todo en una habitación aparte para optimizar espacio, luego limpiaron el piso para sacar un poco el polvo que pudiera estar acumulado, tanto dentro del templo como el piso de madera en los costados de este por fuera. Terminado esto, procedieron a ordenar un par de mesas en la habitación, colocando almohadas que vendrían siendo los asientos de los invitados. Mientras estaban en eso, llegaron otras tres invitadas.

-Disculpe la intromisión- dijo otra gentil voz conocida.

-… ¡Oh!- dijo Reimu con un poco de sorpresa- Bienvenidas, ¿de casualidad vienen a ayudar las tres?- prosiguió.

-Si- respondió Ran de forma rápida- Lady Yukari me pidió que viniera a ayudar a preparar las cosas, así que decidí traer a Chen conmigo, espero que no sea molestia-

-Por supuesto que no lo es, estoy agradecida que venga más gente a ayudar, ya se nos estaba haciendo un poco pesado- dijo Reimu mientras sonreía levemente al igual que Sakuya.

-En mi caso es lo mismo, Lady Yuyuko me pidió que viniera con ellas, ya que todas estábamos juntas hace un momento no le vi problema- dijo Youmu dirigiéndose a Reimu.

-Genial, en ese caso pasen, ahora estamos ordenando lo que son las mesas y los asientos- dijo Reimu.

Ahora las cinco chicas están preparando las cosas para la fiesta. Ran y Sakuya fueron por las cajas restantes y las dejaron dentro, la mayoría de estas son loza en general, vasos, platos. Youmu junto con Chen se dispusieron a repartir por la mesa cada uno de estos, dejándolos frente a los puestos. Luego Reimu y Chen procedieron a llevar los ingredientes a la cocina para preparar las comidas, estando Sakuya, Ran y Youmu ya en posición.

-A todo esto, cuando llegaron ¿hace cuánto estaban ahí?- preguntó Reimu un poco curiosa.

-Habíamos llegado en ese mismo momento, Lady Yukari nos facilitó un portal pero lo cerró de inmediato ya que tenía cosas que hacer- respondió Ran.

-Ya veo…- dijo Reimu, un poco decepcionada -*murmuro* Ojalá venga hoy por lo menos *murmuro*-

-¿Dijiste algo?- preguntó Ran.

-¡Ah-! no, no es nada- dijo Reimu un poco asustada y nerviosa.

Pasado un tiempo, las chicas procedieron a llevar todas las comidas a las mesas, e incluso ellas mismas se asombraron de la maravillosa vista que tenían ante sus ojos, una cantidad de platos deliciosos increíble. Posteriormente Youmu y Ran dieron el último y más esperado toque a la mesa colocando en esta las bebidas. Reimu miró el reloj, ya eran las seis de la tarde, cuando se lo mencionó a las demás todas quedaron igual de sorprendidas, ya que no esperaban que quedara todo a la perfección poco antes de la hora de comienzo.

-Bien, muchas gracias por su ayuda a todas, si gustan pónganse cómodas mientras tanto, yo iré a cambiarme para ir a darle la bienvenida a los invitados- dijo Reimu mientras se dirigía a su habitación.

-Yo me iré ahora, pero volveré luego de ir a buscar a Mi Lady a casa- dijo Sakuya dirigiéndose a Reimu.

-Está bien, nos vemos después- respondió mientras le agitó la mano.

Para este día Reimu había conseguido un traje casual, ya que ese era el requisito que le hicieron a todos, algo casual o elegante, pero que fuera distinto a lo que visten a diario.

Reimu procedió a dirigirse a la entrada al templo, una vez habiendo llegado ahí pudo ver como venía la gente, les daba la bienvenida y les decía por donde entrar.

-¡Bienvenidas!, sigan por aquí y una vez lleguen al templo vayan por su izquierda, por ahí podrán entrar-

-Muchas gracias por la invitación- le respondieron con una breve reverencia y siguiendo su camino al templo.

Poco a poco se veía más y más gente llegar, pero Reimu se veía un poco distraída y pensativa, a la vez de un poco decepcionada.

-*suspiro*… Me pregunto si realmente irá a venir…- dijo Reimu mientras miraba al cielo que se tornaba más oscuro- … Es una linda puesta de sol-

-¡Oye, Reimu!- escuchó a alguien gritar a lo lejos.

-¡Marisa!- respondió a la vez que agitaba la mano.

-Tal parece que soy la última en llegar- le dice mientras se baja de su escoba- No vi a nadie más de camino aquí.

-En ese caso vamos adentro, los que lleguen tarde podrán entrar sin problema- dijo mientras se daba vuelta y caminaba junto a Marisa hacia el templo.

Una vez dentro pudo ver los puestos dentro ocupados casi en su totalidad, con todas esas chicas disfrutando de alguna charla y una bebida.

Reimu caminó y se puso frente a las mesas, tomó un vaso lleno de sake.

-Bueno, muchas gracias a todas por venir, como bien saben esta fiesta de San Valentín fue organizada por unas pocas de nosotras por lo que no esperaba que llegaran tantas, pero a la vez me alegra, así que vamos a comer, beber y disfrutar de esta noche. ¡Salud!-

-¡Salud!- se escuchó al unísono por toda la sala.

El bullicio y las risas no tardaron en comenzar, además de los elogios a las que prepararon todo, especialmente a las cocineras.

Pasado un tiempo ya se podían percibir los primeros signos de embriaguez en algunas de las chicas, lo cual se vio complementado cuando una de ellas alzó la voz.

-¡Es hora del cambio de presentes!-

-¡Siiiiii!- respondieron la mayoría emocionadas.

Sorpresivamente todo se tornó bastante animado, pero a la vez había un poco de tensión en el ambiente, probablemente por el nerviosismo de algunas. Luego se calmaron un poco los ánimos, sintiéndose más relajado el aire.

-Feliz San Valentín Sakuya, espero poder seguir contando con tu apoyo y ayuda- Remilia entrega un paquete en las manos a Sakuya, la cual lo recibe un tanto sonrojada con una sonrisa enternecedora.

-Feliz San Valentín Mi Lady, también espero poder seguir siéndole de ayuda y soporte cuando lo necesite- le entrega a Remilia igualmente un paquete. Luego ambas se sonríen y siguen bebiendo y comiendo.

Mientras tanto en otro lugar de la habitación.

-Mokou- llama Keine mientras sostiene un paquete con ambas manos a la altura de su pecho.

-¿Hmm?-responde Mokou al girarse en la dirección de Keine.

-Feliz San Valentín Mokou, por favor acepta este regalo- Keine estira sus manos dejando el regalo frente al rostro de Mokou.

-… Muchas gracias Keine, hehe…- responde Mokou mientras se rasca la mejilla con una mano y toma el paquete con la otra. –También tengo uno para ti- rebusca entre sus prendas, sacando más bien lo que sería una pequeña cajita envuelta en una cinta- Feliz San Valentín Keine, muchas gracias por todo lo que has hecho por mí- dice para terminar desviando la mirada y sonrojada.
Keine toma a Mokou de las manos. Mokou se vuelve hacia ella un poco nerviosa

-Gracias, Mokou- dice Keine mientras le mira profundamente a los ojos.

Luego ambas se empiezan a soreír y juntan sus frentes de forma enternecedora.

Simultáneamente empiezan a repetirse escenas como estas por toda la sala, sintiéndose el amor flotando en el aire. Posteriormente Marisa y Reimu igualmente intercambian regalos, los cuales ellas mismas definieron como regalos de amistad eterna mientras se reían a carcajadas. Claramente ebrias.

-Reimu, ¿a dónde vas?- pregunta Marisa al ver a Reimu pararse y dirigirse fuera de la sala.

-Iré a tomar un poco de aire fresco, me siento un poco mareada- responde Reimu mientras sonríe de forma un poco forzada.

Reimu sale de la habitación, se dirige hacia la parte delantera del templo, sentándose en el piso de madera y dejando su vaso con bebida a un costado.

-… *suspiro*…- Reimu deja salir un largo suspiro, como si algo la estuviera agobiando. Luego levanta la cabeza y comienza a admirar el bello cielo nocturno invernal, el cual estaba completamente despejado y se veía mucho más hermoso luego del nevazón del día anterior.

-… Que hermosa vista- dice Reimu para sí misma, deseando en su interior que algo bueno sucediera en ese momento.

Repentinamente Reimu baja la mirada, se pone seria mirando hacia el frente, para luego dirigir sus ojos hacia su costado izquierdo, como mirando detrás suyo.

-¿No crees que llegas un poco tarde?- pregunta Reimu repentinamente mostrándose molesta.

-Lo siento, tenía que atender algunos asuntos de urgencia- respondió Yukari haciéndole una seña de disculpa con las manos.

-*suspiro* Bueno, al menos viniste, ya esperaba que ni siquiera llegaras, a pesar que te lo pedí incluso antes de que organizáramos esta fiesta- Reimu dijo esto sintiéndose un poco más aliviada, como si le hubieran quitado un peso de encima.

-Heh… ¿es así?... En ese caso, ¿quiere decir que estás contenta porque al final vine de todas formas?- le preguntó Yukari en tono burlesco.

-¡Q-qué! ¡No! ¡En absoluto! No te hagas ideas raras- respondió Reimu mientras miraba a Yukari furiosa y sonrojada hasta las orejas, en tanto que Yukari se reía a carcajadas.

Por un momento hubo un largo silencio, uno que no se sentía incómodo en absoluto desde el punto de vista de Reimu, pero que empezaba a ponerla ansiosa con cada segundo que pasaba.

-… Es una bonita noche, ¿no crees?- pregunta sorpresivamente Yukari mientras se sienta al lado de Reimu mirando al cielo estrellado.

-A-ah… si… lo es- responde Reimu, luego toma un gran bocado de aire para calmarse un poco- … Bien, no hay punto en seguir perdiendo tiempo- dice esto mientras rebusca entre su traje.

-… - Yukari desvía la mirada hacia Reimu con una expresión de curiosidad y preguntándose que estará haciendo.

Repentinamente, Reimu tiene en su mano un paquetito.

-… F-feliz San Valentín, Yukari- acerca el regalo hacia Yukari, sin dirigirle la mirada y sonrojada.

-… *sonrisa*- Yukari toma con sus manos la mano de Reimu- Muchas gracias Reimu-.

Reimu se vuelve hacia Yukari exaltada, y al ver su sonrisa queda completamente anonadada sonrojándose hasta las orejas.

-¡N-n-no es necesario que me agradezcas! Era parte de haber organizado la fiesta después de todo- Reimu vuelve a desviar la mirada sonrojada y Yukari se echa a reír.

Una vez el ambiente se calma un poco Yukari toma a Reimu de la mano, habiendo ya guardado el presente que ella le dio.

Pasaron un tiempo tomadas de la mano, en silencio y admirando aquel paisaje nocturno. Desde fuera del templo podían escucharse levemente un par de risas viniendo desde dentro.

-Tal parece que todos están ocupados en sus propios asuntos- Pensó para sí misma Yukari. Luego rompiendo repentinamente el silencio entre ambas.

-… Bien, es hora de partir- Yukari se levanta rápidamente sin soltar la mano de Reimu – Sígueme- .

-… ¿Eh?- Reimu, perpleja, se queda en blanco, siendo llevada de la mano por Yukari - O-oye, espera, ¿a dónde vamos a esta hora?- Reimu reacciona, y un poco sorprendida hace esta pregunta casi por inconsciencia.

-Tú sólo sígueme- dijo Yukari mientras la miró a los ojos y le sonrió.

Reimu sólo pudo reaccionar sonrojándose y dejándose arrastrar por Yukari.

Tras bajar las escaleras del templo y haberse alejado lo suficiente, Yukari abre una de sus brechas, Reimu queda sorprendida tras esta acción, y encontrándole sentido al por qué irían tan lejos, después de todo sería la primera vez que pasaría a través de una. Cerró los ojos y después de un par de pasos ambas se detuvieron, cuando los abrió fue un paisaje completamente inesperado y nuevo. Yukari llevó a Reimu a un mirador en una montaña, el cual en sus faldas podía verse claramente una multitud de árboles los cuales terminaban en una playa, era casi como un valle, con una puesta de sol en el horizonte, unas cuantas estrellas ya visibles y una supuesta Luna, aunque claramente no era esta, ya que su brillo y forma superficial eran completamente distintas. Además de verse tenebrosamente más cerca.

-… ¿En dónde estamos?- preguntó desconcertada.

-… La verdad no tengo idea- respondió Yukari de forma tan seria que ni siquiera le pareció gracioso a Reimu.

-… ¡¿Ah?! ¡¿Es una broma?!- preguntó nuevamente Reimu, pero esta vez un poco asustada.

-Por supuesto, creo que incluso por la vista que tienes en este momento podrías decir claramente que no estamos en Gensokyo- dijo Yukari mientras una brisa hacía que sus cabellos danzaran de forma gentil.

Reimu ignoró esto último, ya que claramente pudo ver que Yukari no tenía idea de dónde la había llevado, pero se limitó a disfrutar de la hermosa vista que ella le permitió tener.

-… Es hermoso- dijo Reimu mientras puso una cálida sonrisa en su rostro.

-… Así es- respondió Yukari, mirándola y luego volviendo a aquel brillante astro que tenía similitud a la Luna.

Nuevamente tomadas de las manos apreciaban en silencio.

-¿Vamos?- preguntó Yukari.

-… *asentir*- Reimu asintió con la cabeza.

Ahora estaban bajando de aquel mirador por unas escaleras que llevaban a caminos serpenteantes.

Luego de unos minutos de caminata, llegaron a la playa, la cual estaba iluminada por aquel cielo nocturno reflejado en la calma agua cristalina. Era la vista más hermosa que cualquier humano podría haber imaginado.

Reimu repentinamente se sacó sus zapatos y corrió descalza hasta la orilla.

-¡Ven aquí Yukari!- le gritó mientras agitaba ambos brazos.

-… ¿Qué eres, una niña?- se dijo a si misma Yukari mientras sonreía. Se quitó los zapatos y caminó hasta la orilla.

Reimu y Yukari estuvieron corriendo, danzando y chapoteando en el agua bajo la mirada de esas miles de estrellas que iluminaban sus rostros aquella noche.

En un momento, cuando las cosas se calmaron, Yukari procedió a ponerse seria.

-… Reimu- la llamó, a la vez que caminaba en dirección hacia ella.

-… ¿Yukari?- Reimu estaba un poco confundida.

Al haber llegado a ella, Yukari con una mano acaricia el rostro de Reimu mientras que con la otra sujeta su cintura.

-Feliz San Valentín, Reimu- dice esto mientras abraza su cintura y conecta sus labios con los de ella.

Reimu estalla en sonrojo, no sabe cómo reaccionar, pero luego se relaja, cierra sus ojos y abraza a Yukari.

Luego de unos segundos, ambas se separan, Reimu la mira a los ojos pero baja inmediatamente la cabeza, está completamente en shock, mientras que Yukari, también un poco sonrojada, le sonríe de forma gentil.

-… Puede que no sea algo material, pero esto es lo mejor que puedo darte- dice Yukari.

- ¡…!- Reimu se sorprende un poco- … No es como si me hubiese disgustado… la verdad fue algo lindo de tu parte- dice sonrojándose aún más.

-Fue bastante difícil encontrar un lugar así, estuve bastante ocupada, ¿sabes?- explica Yukari, como si tratara de conseguir un poco de compasión de Reimu.

-¡A-ah! Tú te referías al paisaje… por supuesto… debió ser difícil encontrar un lugar así de hermoso- dijo Reimu en respuesta como tratando de desviar un poco la atención de Yukari por la confusión que tenía en ese momento.

-… Espera, ¿no me digas que te referías al beso?- preguntó Yukari de forma burlesca- La verdad sí, estuvo bien, también me gustó- decía con aires de engreída.

-… Idiota-.





“Me pregunto si habremos sido destinadas a estar juntas”.

Un amor más adictivo que la Mikotina
Autor: MeirAz_Gc

[+] spoiler
A Reimu Hakurei nunca le hizo gracia que el templo Moriya se desplazara a Gensokyo y mucho menos que la sacerdotisa de ese templo, Sanae Kochiya, fuera la sacerdotisa, ya que ella pensaba erróneamente que le "robaba" los fieles porque era más bonita y tenía mejor cuerpo, todo meras conjeturas. Un día, Reimu creyó que sería buena idea "vengarse" de Sanae, a pesar de que ésta no hubiera hecho nada en ningún momento, así que se infiltró en el templo durante la noche para hacer... no sé, algo de dudable decencia. En este momento os contaré qué ocurrió ese mismo día.

Reimu: ¡Maldita Sanae! Me está robando los fieles con ese cuerpo perfecto que tiene... Marisa, ¿tú que opinas?

Marisa: Pues que estás emparanoiá perdía, tía. Vive y deja vivir. Dudo que haya hecho nada más que tener dioses en su templo...

R: ¡Oye, que aquí hay un dios! O diosa... Aunque nunca lo he visto...

M: Reimu, Reimu, Reimu. Nunca cambiarás, ¿eh?

R: No lo estarás diciendo a malas, ¿no? Que te caneo...

M: No, no, simplemente digo lo que pienso, como siempre.

R: Bueno, piensa como quieras, pero voy a hacer algo con esta gentuza del templo Moriya. Imagino que patearles el culo bastará para que sepan que el negocio es mío.

M: Recuerda que antes de la llegada del templo Moriya tampoco venían fieles...

R: ¡Cállate!

Reimu, enfadada por cómo fue respondida por Marisa, decidió entonces ir al templo Moriya. Y se empezó a dirigir a éste.

R: Bien, ya he llegado. Tardé más de lo esperado gracias a ciertas distracciones, pero bueno. De noche será más fácil llevar a cabo mi venganza...

Kanako: ¿Es que no te da vergüenza, sacerdotisa del templo Hakurei?

R: Anda, si es la diosucha esta...

K: Eres muy osada, Reimu. Me gusta... Pero esto no te ayudará conmigo. Si quieres que te deje campar por aquí a tus anchas, deberás vencerme.

R: Hecho...

Fácilmente, Reimu vence el combate.

K: ¡Ahh, maldición...! Bueno, tal y como prometí, te dejaré andar por ahí. Le diré a Suwako que te deje.

R: Vaale.

Reimu entonces se metió en el templo Moriya hasta dar con el cuarto de Sanae. Por fin podría llevar a cabo su venganza...

Sanae: ¿Reimu? ¿Qué haces aquí?

R: ¡Ah! H-hola, Sanae. Venía a visitarte...

S: ¿Seguro? A mí no me lo parece, pero bueno, te creeré.

R: Uff, por poco. Gracias por otorgarme el beneficio de la duda.

S: No es nada, por algo somos conocidas de negocios.

Reimu y Sanae comienzan a hablar sobre gestión de templos y sobre fieles.

R: ¿Así que tampoco os llegan fieles?

S: No... Estamos en un lugar tan peligroso que tampoco me extraña que nadie venga. ¿Por qué nadie va a tu templo?

R: Imagino que es porque está lejos del pueblo, pero sigo sin comprenderlo...

S: Vaya, así que ambas pasamos por un mal momento.

R: Eso parece. ¿Será real lo que me está contando? No parecía mentir, pero de momento seguiré con mi plan.

S: -Bosteza- Uy, lo siento, me está entrando sueño. ¿Te importa si me duermo?

R: No, para nada. Estás en tu "casa", haz lo que quieras. Así podré vengarme...

S: Bueno, si tú lo dices... hasta mañana.

Se queda profundamente dormida.

R: Je, je. Por fin llega la hora de la... un momento, ¿es cosa mía o Sanae se ve preciosa mientras duerme...? ¡Ahh, maldición, no puedo!

S: Si no puedes... duerme conmigo si quieres.

R: ¿¡Sanae!? ¿Estabas despierta?

S: No, estabas prácticamente gritando, era evidente que te podía escuchar. Pero ignoremos ese pincel con el que me ibas a pintar, durmamos juntas.

R: -Avergonzada- ¡Sanae, no tienes vergüenza!

S: Habló la pintacaras...

R: ... bueno, vale, dormiremos juntas...

S: Bien dicho. Ahora... -le quita la ropa- perfecto.

R: -Más avergonzada aún- ¿¡Q-q-qué haces!?

S: Anda, ¿tú eres de las que duermen con ropa? Vaya, lo siento no lo sabía.

R: N-no es eso, es que me has quitado la ropa...

S: ¿Qué más da? Vamos a dormir, ¿no? ¿Acaso estás pensando en otras cosas, pillina?

R: ¡No!

S: Pues venga, a dormir, que ya toca.

Sanae entonces apaga la luz mágica del cuarto y cierra los ojos. Reimu intenta lo propio...

R: Nada, no puedo dormir... Je, je, Sanae se ve muy mona mientras duerme. Menos mal que no me escucha, anda...

S: Reimu... eres la persona más poco disimulada que conozco...

R: ¿Por qué no me sorprende?

S: Ni idea, cosas del cliché. En fin... aquí lo importante es lo que dijiste. ¿Qué era? Es que lo oí mal.

R: Pues que eres m-

Sanae "ataca" los labios de Reimu con un fugaz beso.

R: ¿¡Por qué has hecho eso!?

S: Pues porque sí, ¿no te gustó?

R: No quería decir eso pero... me tomó por sorpresa.

S: Entonces te gustó. Perfecto, porque tengo mucho más para tí...

R: ¡Yo nunc-!

Reimu vuelve a ser interrumpida mientras habla, esta vez por un prolongado beso.

R: -Tose- ¿Cómo pudiste aguantar tanto tiempo sin tomar aire?

S: Secreto de estado.

R: B-bueno, vale… ¿Crees que debería venir más a menudo?

S: Por supuesto, estaré más que encantada de que vengas, así que ven cuando quieras, y tal vez algún día hagamos algo más guay.

R: ¿El qué?

S: Averígualo tú misma.

R: Bueno, vale...

Al día siguiente Reimu volvió al templo y vio a Marisa esperándola dentro.

M: Bueno, Reimu, ¿qué tal todo?

R: Fantástico. Simplemente fantástico.

Hasta mañana
Autor: Jarito

[+] spoiler
Hasta mañana

-Otra noche tranquila-

Suelto un suspiro mientras camino entre los tallos de bambú, como en muchas otras ocasiones no hay ningún problema que deba resolver, ninguna persona perdida o Youkai agresivo deambulando. Sin poder ejercer mi labor como exterminadora de Youkai me dirijo a un pequeño claro que existe en el Bosque de Bambú a ejercer mi otro trabajo, en aquel lugar esta mi querido puesto de Yakitori*.

-Oh, Mokou, finalmente llegaste-

Una mujer de aspecto joven pero edad indeterminada me saludo con una amplia sonrisa al llegar, Kamishirasawa Keine, una mujer hermosa de pelo plateado, ojos marrones, un bien cuidado vestido azul y un gran sombrero con forma de bento; defensora de la aldea humana, maestra de historia y principal cliente de mi pequeño puesto de Yakitori.

-Hola Keine ¿Cuánto tiempo has estado esperando?-

-Unos quince o veinte minutos-

Entre al pequeño puesto, atando un pañuelo blanco a mi cabeza y vistiéndome con un delantal igualmente blanco.

-No deberías llegar tan temprano, no suelo llegar a horario, patrullando suelo perder la noción del tiempo-

-No te preocupes Mokou, no tengo problemas en esperar, cuando más hambre se tiene más se disfruta la comida-

-Supongo-

No hay forma de convencerla, desde que le dije que medianoche es el horario de apertura no ha dejado de venir puntualmente a esa hora, sin importar que nunca llegue a horario, probablemente sea incapaz de llegar tarde a ningún lugar. Comienzo a acomodar la leña bajo la parrilla, atravesando la carne de pollo en los Kushi**.

-Qué días más horribles- Estaba mirando la luna desde su taburete, tenía una pequeña expresión sería bastante usual en ella.

-¿Que sucedió, Keine?-

-Los niños no prestan atención a mis clases, las nuevas generaciones cada vez le dan menos importancia a la historia-

No era la primera vez que lo mencionaba, algunas personas a las que había escoltado a Eientei comentaron que todos consideraban las clases de Keine bastante aburridas, pero la historia no es algo entretenido, así que pensaba que no era algo tan grave.

-Deberías buscar algo con que llamar la atención de los niños, a esa edad los humanos se distraen con mucha facilidad-

Se había vuelto una costumbre, siendo yo una mujer inmortal y ella una medio youkai solíamos utilizar la palabra humano como algo ajeno, tal vez era un error que nos alejaba de nuestros iguales. Aproveche la breve pausa para prender la leña, un simple movimiento de mi mano fue suficiente para hacerla arder, coloque los Yakitori encima de la parrilla, solo quedaba esperar.

-Lo he estado pensado y creo que tengo la solución, pero necesito tu ayuda Mokou-

Mire de reojo a mi compañera, una expresión seria y pensativa, analizando cada palabra y respondiendo con gran decisión. La conozco lo suficiente para saber que no me va a gustar lo que dirá.

-Me gustaría que vinieras a dar un par de clases de historia, habiendo vivido de primera mano los diferentes periodos históricos de nuestro pasado, tu relato daría para una clase muy interesante-

Estaba en lo correcto, el ir al poblado a dar una clase frente a un montón de niños en la que contaría mi vida era algo que no quería hacer. Debía buscar una excusa que convenciera a Keine.

-No creo que pueda, en primer lugar no estoy capacitada para dar una clase.-

En ese momento Keine se levantó y agarro con fuerza mi mano, era bastante fuerte para el aspecto esbelto que tenía.

-Por favor Mokou, yo te ayudare, pero tengo que intentar que mis clases sean tomadas enserio-

Mire su cara de súplica y simplemente no pude negarme, era extraño verla actuar así y me superaba por completo.

-E-Esta bien, lo pensare, tratare de ir...-

Solté su mano con rapidez, era demasiado suave y estaba comenzando a ponerme nerviosa. Rápidamente saque los Yakitori ya hechos, entregándole la comida en un intente por cambiar de tema.

-El pedido ya está listo, come Keine-

Me sonrió con gran alegría, llevo el platillo a la boca comiendo con tranquilidad y elegancia. Agradeciendo con una gran sonrisa luego de probarlo bien.

-Delicioso como siempre, gracias Mokou-

-No es nada-

Ese agradecimiento me llenaba de felicidad. Su compañía me llenaba de felicidad. Desde que me volví inmortal decidí alejarme de todos, si bien había tenido algunos amigos, esas personas habían desaparecido ya hace mucho como dicta el orden natural de las cosas; era muy doloroso ver partir a alguien, sabiendo que nunca habría un reencuentro y que sin importar que pasara seguiría avanzando, pero no por propia decisión. Comencé entonces a evitar el contacto para minimizar el dolor, pero la soledad también era algo difícil de soportar. Fue entonces cuando conocí a una joven y estricta medio youkai, alguien que llenaba mi vida más allá de las peleas con la princesa petulante, alguien que como yo, viviría aun con el pasar de los siglos...

Mi viaje introspectivo fue interrumpido por el tintineo de unas monedas, Keine estaba pagando la comida.

-Gracias por todo Mokou, luego hablamos sobre la clase-

-Ah… Claro ¿Vendrás mañana también?-

-Siempre que no haya ningún problema, después de todo me encanta venir a hablar-

-Entiendo, también me encantas-

Keine sonríe y entonces me di cuenta de mi error, perdiendo toda la compostura y ruborizada trate de arreglarlo mientras Keine se alejaba riendo.

-Yo... Q-Quería decir... Que t-también me encanta hablar... Fue un error... S-Solo fue un error.-

Tarde unos minutos en calmarme y recuperar mi expresión normal, no entendía como pude confundirme, tal vez la edad me está afectando. Comencé a limpiar el puesto y apagar las brasas para tratar de olvidar lo ocurrido, no esperaba que nadie más viniera, Keine era usualmente la única cliente pero eso era suficiente para mí.

Mire hacia la oscuridad, por donde mi amiga se había ido caminando, un pensamiento bastante desagradable se paseaba por mi mente... ¿Keine algún día morirá?... O tal vez la pregunta es si yo viviría hasta que llegar el momento en el que ella desapareciera… Por una parte era mitad humana, por lo que llegada a cierta edad podría fallecer por la vejez, por otra parte, era mitad youkai, así que de ser olvidada podría desaparecer.... Tal vez con que una persona crea en ella... Creo que me estoy preocupando demasiado...

-Nos vemos mañana...-

*Yakitori: plato japonés que consiste en una brocheta de pollo.

**Kushi: como se denomina a las brochetas utilizadas para preparar los Yakitori.

La inmortal y la hakutaku
Autor: Youkai_Escritor

[+] spoiler
En el Bosque de Bambú del Perdido, un youkai atrapó a un hombre.

-Je je je, te tengo, torpe humano.

-¡No! ¡Detente!

-¿Creíste que podrías entrar al Bosque de Bambú impunemente?

-¡Pero yo solo quiero salir del bosque!

El campesino estaba aterrado, y como no lo iba a estar si estaba colgando de cabeza y una coneja youkai lo miraba como un maniático ve a su siguiente víctima. Si contar con que la malandra tenía un cuchillo que parecía bien afilado.

Mientras regresaba de Eintei el aldeano se perdió en ese frondoso bosque de bambús. Extraviarse de noche ya era malo, si se tiene en cuenta las historias que se cuentan de ese lugar. Y para empeorar el asunto puso un pie encima de una trampa de lazo la cual se activó y lo dejó colgando como un pescado en el mercado.

-Déjame ir y te prometo que te daré lo que quieras, ¡lo juro! –dijo el pobre tipo.

-Los conejos youkais no cedemos nunca ante los humanos; ustedes solo son nuestros juguetes, nuestras presas... ¿¡qué cosa!?

Mientras hablaba la coneja sintió que le dieron unos toquecitos en la cabeza y cuando volteó a ver quién era la inoportuna... se quedó tiesa por la sorpresa y el miedo.

-Como que esta noche se me antoja estofado de conejo –dijo chistando los labios la recién llegada- y por lo que veo ya traes cuchillo, bien, ahora solo falta una hoguera y una olla.

-¡Ho-hola Mokou-san! –saludó muy nerviosa la rufián- ¿Cómo estás? ¡Veo que muy bien! Bueno si tomamos en cuenta que eres una inm...

Pero la coneja no pudo terminar su palabrería cuando le descargaron un golpe en la cabeza tan fuerte, que de seguro iría a dar directo al tribunal de la Yama, sin tener que ser llevada por la shinigami.
Mokou, la inmortal de cabello plateado, ayudó al aldeano a salir de la trampa.

-¿Estás bien?

-¡S-sí! ¡Gracias Mokou-dono! –dijo el todavía asustado hombre.

-Qué bien, -dijo mientras encendía un cigarro- esa estúpida coneja se pasa de lista a veces, esa Eirin no la disciplina lo suficiente. Bien, vamos, te llevo a la aldea, tengo asuntos que arreglar ahí.

-¡Muchas gracias Mokou-dono! –exclamó el humano haciendo una reverencia que casi llega al suelo.

Antes de partir Mokou tomó a Tewi y la amarró de la cuerda. Ahora era ella la que quedó colgando.

Los dos recorrieron el largo camino hacia la Aldea Humana sin contratiempos y llegaron ya entrada la noche. El humano se dirigió a su hogar y Mokou a sus asuntos. Los cuales solo se resumían en visitar a alguien.

Recorrió la aldea hasta que llegó a una casa que estaba al lado de la única escuela. Usando la imaginación Mokou vislumbraba como se vería la dueña de esa casa. De seguro peinando lentamente y con cuidado su largo cabello azulado el cual cada vez que se movía, Mokou creía estar viendo la cascada que caía de la Montaña Youkai. Una escena bella y cautivadora.

Desde hacía mucho tiempo que la conocía; una mañana que las dos se encontraron en el bosque de bambú. Y desde entonces se hicieron muy amigas. Pero con el paso del tiempo y mientras más convivía con ella, Mokou creyó sentir algo en su corazón, endurecido por su vida inmortal y por el odio ciego a la princesa lunática.

Siempre intentaba negarlo, quería arrancarlo como si se fuera un parásito molesto, ella sentía... que le quemaba por dentro. Pero entre más lo negaba más se daba cuenta de que crecía más y más, hasta que tuvo que aceptar que si extirpaba esa emoción, entonces sería muy desgraciada.

Mientras pensaba en estas y muchas cosas más acerca de lo que sentía por ella, se sorprendió enormemente al ver a una mujer que estaba de pie en la puerta y la observaba muy extrañada.

-¿Mokou?

-¡Ah! –dijo Mokou- ¡Hola Keine! ¿Cómo te va? Yo diría que muy bien.

“Perfecto” pensó un poco molesta “me parezco a esa estúpida coneja”

-¿Qué haces en medio de la calle? Ahí parada como un poste.

-Pues... ¡estaba montando guardia! Sí, eso, vigilaba la entrada de tu casa.

-Chiii.

“Me está mirando fijamente” pensó preocupada.

-¿Estás ebria? –preguntó Keine.

-¿¡Qué!? ¡No! Claro que no.

-Mokou, no me mientas.

-¡Te lo juro!

-Más te vale...

Justo en ese instante la luz de la luna llena iluminó la calle y Keine retrocedió un paso, como si no quisiera ser tocada por la luz.

-Bueno entra pues y no te quedes ahí –dijo la maestra apresuradamente.

Mokou obedeció y entró, cuando vio como dos cuernos asomaban de la cabeza de Keine.

“Su estigma” pensó la inmortal.

Más tarde Mokou estaba sentada en el pórtico que daba al jardín. Miraba como la plateada luna se reflejaba en la charca. El shishi-oroshi hacia su monótono sonido cada vez que se llenaba de agua y su extremo caía chocando con una piedra. La quietud de la noche, el brillar de la luna y el sonido intermitente del bambú provocaban un sentimiento de serenidad y calma. La ambientación perfecta para visitar a una amada. Había ido a la casa de Keine por dos razones; para hacerle una simple visita, y para algo más profundo.

El piso de madera crujió bajo el peso de Keine que se acercaba trayendo una bandeja con vasos de té verde.

La maestra se sentó junto a su amiga y le dio un sorbo a su vaso. Había tomado un baño y vestía una yukata de color azul claro, su cabello estaba suelto y todavía se veía húmedo.

Pero esa noche algo había cambiado, como siempre pasa en toda luna llena. Su cabello se había vuelto tan plateado como el de Mokou, y dos cuernos coronaban su cabeza.

Desde que la conocía Mokou sospechaba que su amiga era algo más, pero no necesariamente malvado. Recordó cómo una vez la vio a la luz de la luna, y también recordó como Keine detesta esta forma y más que la vean así. Aunque en ese instante no pareciera que le importara, ya fuera porque Mokou estaba acostumbrada a verla así.

-¿Y cómo te ha ido? –le preguntó Keine.

La inmortal se sorprendió un poco al escuchar esta pregunta. Le narró su acontecer diario; vagar por el bosque de bambú, ayudar a los aldeanos perdidos, echarle pleito a Kaguya y otros andares más. Keine por su parte le riño un poco acerca de su eterna enemistad con la princesa de Eientei, que mejor se dedicara a hacer cosas más provechosas.

Lejos de sentirse molesta o humillada Mokou sonreía ante los regaños de Keine. Ya fuera porque le recordaba a los sermones de una madre ya hace tiempo muerta, o porque aún existía alguien en este mundo que la quería.

Justo cuando Keine seguía hablando una ráfaga de viento sopló y sacudió su cabello, y como si algún hechizo fuera recitado, la cabellera flotó en dirección de la luz lunar.

Era como ver una cascada de diamantes y perlas; o hilos de plata que se movían al unísono arrancándole el aliento a Mokou. Keine se dio cuenta que su amiga se le quedó viendo fijamente. Avergonzada tomó los cabellos rebeldes y volteó la cara hacia otro lado.

-Deja de verme tanto –dijo Keine- no tengo nada especial.

-¿Eso crees? –dijo Mokou mientras le hacía un guiño.

La maestra sonrió por el cumplido.

-Ya me pregunto qué dirán los chicos de la escuela cuando se sepan que su maestra tiene un amorío con otra mujer.

-Pues ya es hora de que lo sepan –dijo la inmortal sonriendo.

-Ni lo sueñes –replicó la maestra.

Las dos miraban la luna llena la cual estaba en todo su apogeo; el cielo nocturno estaba completamente despejado. La luz lunar terminó bañando todo el jardín dando la apariencia de que todas las plantas habían sido trabajadas en hojas de plata; la charca era un líquido de este metal precioso.

Lentamente Mokou reclinó su cabeza sobre el hombro de Keine y ella reclinó la suya sobre la de su amiga, más bien su amante. Se tomaron de las manos y comenzaron a tararear una cancioncilla que formaba parte de un juego de niños.

-Keine –dijo de pronto Mokou.

-¿Hmm?

-Te amo.

-Lo sé –respondió Keine con una ricita.

-¿Tú me amas?

Por toda respuesta, Keine acercó lentamente sus labios a los de Mokou hasta que se juntaron. E igual de lento cada una movió sus labios de forma acompasada. Disfrutaban de esa sensación húmeda y cálida que ofrecía este gesto amoroso propio de los corazones unidos.

Cuando las dos se separaron Mokou siguió admirando el rostro de Keine. Quería grabarlo en lo más profundo de su alma.

-Me has hecho ama y esclava del universo –dijo susurrando Mokou.

-Exageras –respondió Keine con igual tono de voz.

Una hora más tarde las dos entraban en la casa. Mokou llevaba en sus brazos a Keine, la cual aunque protestó un poco por este atrevimiento, muy en sus adentros sabía que le gustaba este gesto.
En el cuarto de Keine, Mokou dejó que su amada se bajara de sus brazos. Entnces Mokou se acercó a ella y le quitó el obi, la única prenda que mantenía fija la yukata. Y colocando sus manos entre la tela y los hombros de Keine hizo un movimiento y la yukata cayó lentamente recorriendo el cuerpo de la hakutaku hasta que llegó al suelo. Entonces Mokou admiró una porción del paraíso al que estaba a punto de entrar.

Al otro día las dos yacían en la cama. La inmortal estrechaba gentilmente a Keine contra su pecho. La sensación cálida producida por el contacto de la piel de cada una era una de las cosas que más gozaba Mokou.

-Eres una pedófila –dijo Keine todavía un poco adormilada.

-¿Por qué? –preguntó Mokou confundida.

-Tienes más de mil años de edad, y te aprovechaste de una chica que está en la mitad de sus veinte.

-Pero tú no ofreciste mucha resistencia ¿verdad? –dijo Mokou sonriendo.

Keine solamente se sonrojo y hundió su cara en el pecho de la Fénix.

-Oye –dijo la maestra poco después.

-¿Qué?

-Uno de mis chicos fue molestado por una de las conejas de Eirin.

-¿Fue Reisen? –preguntó Mokou.

-No –dijo Keine mientras acariciaba un muslo de Mokou- fue la más pequeña, de cabellos negro y corto, con vestido rosa.

-Ah, no te preocupes, yo me encargo.

Y le dio un beso de buenos días a su amada Keine.

El sacrificio de Yuyuko
Autor: OuryuuXIX

[+] spoiler
El sacrificio de Yuyuko

¿por qué? ¿por qué lo hiciste? ¿por qué tuviste que ser tú? A pesar de que nuestra amistad fue corta, me duele en el alma que te hayas ido de esa forma, y lo peor, sin haberme dicho nada. Y a pesar de que me habías dicho sobre tu habilidad y lo que eras capaz de hacer, yo traté de hacer todo lo posible para que no lo hicieras, pero llegué muy tarde. Y todo por culpa de ese maldito árbol. Aun así, me alegra saber que fue tu propia voluntad que hayas hecho lo que hiciste, y a la vez me siento triste porque siento que no hice nada para prevenir lo inevitable. todavía recuerdo el día en que te conocí, fue aproximadamente unos 1000 años más o menos. en ese entonces estabas caminando sola por un camino rodeado de árboles de cerezo. aún recuerdo tu aspecto. eras alta, delgada, y de piel blanca y suave como el terciopelo, vestías un elegante y bello kimono azul celeste con blanco, tus ojos eran de un hermoso color café claro y tu cabello era corto y de color castaño. Usando mi habilidad, me puse enfrente de ti para sorprenderte y ver tu reacción. yo esperaba que te asustes o algo similar, pero eso no pasó. todo lo contrario. cuando me viste, se dibujó una pequeña sonrisa en tu bello rostro, y solo me respondiste diciendo hola. yo realmente sí estaba sorprendida. era la primera vez que pasaba algo como esto, así que tuve que improvisar una conversación.

-mucho gusto en conocerte.- dije.

-¿eres una youkai?- me lo decías en un tono algo serio, como si estuvieras preocupada por algo.

-si.- contesté. -soy una youkai que manipula las barreras, pero no te preocupes que no vengo a hacerte daño.-

-tienes una habilidad interesante.- me lo decías en un tono más relajado. -¿pero de veras no le haces daño a la gente?-

-no te preocupes. yo no soy de esos youkai que comen humanos, así que puedes estar tranquila.-

mientras seguíamos caminando por el jardín de cerezos, me dijiste.

-¿sabes? estoy pensando acerca de cómo sería vivir como youkai.-

tu frase me confundió un poco, pero aun así traté de buscar una buena respuesta.

-si algún día llegas a serlo, te enseñaré todo lo que se.-

-muchas gracias. por cierto, me llamo Saigyouji Yuuko.-

-y yo Yakumo Yukari.-

al tomarnos de la mano, pude sentir tu calidez por primera vez. tu mano era tan suave que hacía que mi corazón latiera de forma rápida. a partir de ese día, tu y yo nos hicimos buenas amigas. diariamente iba a tu casa a hablar de todo tipo de cosas, y siempre me tenías preparada una taza de té con galletas hechas a mano por ti. en uno de esos días me contaste por qué querías vivir como youkai, y la razón por la que la gente del pueblo no se te acercaba. tu habías nacido con una habilidad única, que yo nunca había visto antes, el cual es invocar la muerte a cualquier alma mortal, y estas almas que matabas no iban al cielo o al infierno, sino a otro lugar conocido como Hakugyokurou. tu primera víctima fue tu padre, el cual mataste por accidente, y por eso tu madre te abandonó cuando eras más joven, para que no le hagas lo mismo. mientras decías eso, noté que querías llorar, por lo que no lo pensé dos veces y fui a abrazarte, para que puedas desahogarte mejor. por lo que veo, esa habilidad tuya te ha hecho quedar sola, así que, para levantarte un poco el ánimo, te dije.

-Yuuko, ya no vas a estar sola. de ahora en adelante, yo estaré a tu lado para siempre.-

-pero no quiero matarte como lo hice con mi padre.-

-no te preocupes por eso. por más poderosa que sea tu habilidad, yo soy inmortal, así que puedo estar a tu lado.-

cuando dije eso, tu volviste a llorar, pero esta vez de alegría. todavía me tenías abrazada, y hasta me apretaste con más fuerza cuando te dije eso. y así, los días fueron pasando normalmente, hasta que un día, mientras iba rumbo a tu casa, escuché a unos aldeanos hablar sobre extrañas desapariciones de personas en el jardín de cerezos en donde te conocí. también hablaban que uno de esos árboles de cerezo creció de una forma muy rápida en cuestión de días. según los rumores, todo empezó cuando un poeta proveniente de una región desconocida se recostó en ese árbol y según los testigos dicen que ahí decidió morir mientras entonaba una especie de canto o poema, y desde entonces empezaron las desapariciones. incluso se dice que enviaron a un grupo de personas a investigar en el jardín de cerezos, y solo regresó uno de ellos. cuando lo interrogaron, dijo que sus compañeros cayeron en una especie de trance o algo que los hacía moverse hacia el árbol más grande que estaba en el jardín. él estaba a unos metros atrás que el resto de su grupo por si pasaba algo, por lo que pudo contar todo. también dijo que sus compañeros se recostaron alrededor de ese gran árbol, mientras unas raíces gruesas los cubrían. yo me preocupé por ti porque no quería que termines como esas personas, así que fui a contártelo. cuando te conté todo, también estabas preocupada y me sugeriste que juntas debemos acabar con ese árbol para que ya no haya más muertes en el pueblo. a pesar de que todos te rechazaban y te quedabas sola por tu habilidad, tu querías ayudar a la gente, y esa acción me conmovió tanto, que acepté en ayudarte a destruir ese árbol. el peor error de toda mi vida, y por el cual me sigo arrepintiendo, fue la vez en que nos separamos para investigar cada una por su cuenta, como podríamos sellar al menos ese árbol. yo tardé muchos días en encontrar una forma de sellarlo, hasta que al fin lo hice. cuando fui a tu casa a llevarte la información que encontré en un viejo pergamino, me preocupé cuando no te encontré en tu casa. en eso, tuve un mal presentimiento, y asustada fui rápidamente al jardín de cerezos. cuando llegué, había mucha gente reunida. cuando me acerqué, un sacerdote me detuvo y me dijo.

-disculpe señorita, ¿de casualidad es usted Yukari Yakumo?-

-si.- respondí un poco nerviosa.

-la señorita Yuuko me pidió que le diera esto antes de que la vea.-

el sacerdote me dio un papel doblado, que resultó ser una carta tuya. cuando lo abrí y lo leí, sentía que mi corazón se rompía en mil pedazos. la carta decía.

mi querida Yukari. quiero pedirte perdón por lo que hice, y antes de que hagas algo indebido, yo sola tomé esta decisión. mientras yo investigaba como detener el árbol, el cual los aldeanos nombraron como Saigyou Ayakashi, fui con un sacerdote shinto para ver si hay una forma de sellarlo. cuando regresamos al jardín, me explicó que desde que el Saigyou Ayakashi se cobró su primera víctima, ese espíritu se metió al árbol y desde ese día empezaron las desapariciones, hasta que llegó un punto en donde el árbol perdió el control y comenzó a atraer a las personas del pueblo para consumir más almas. entonces le pregunté si había una manera de destruirlo o sellarlo, y fue donde le conté sobre mi habilidad. me pidió que la usara para ver si ocurría algo, pero no pasó nada. entonces me dijo que el Saigyou Ayakashi se volvió tan poderoso por consumir tantas almas que era incontrolable. en eso, pensé que si no puedo usar mi habilidad para sellar el árbol, entonces usaré todo mi cuerpo como sacrificio para que ya no haya más muertes. al fin y al cabo, mi cuerpo y mi sangre están condenados a provocar la muerte a los demás, por eso voy a sacrificarme por el bien del pueblo y por el tuyo. usaré mi cuerpo como barrera y mi sangre como sello. así, el Saigyou Ayakashi no provocará más daños a nadie, y lo llevare junto conmigo a Hakugyokurou, en donde permaneceremos sellados para siempre. quiero que sepas que los momentos en los que pasé contigo fueron los mejores de mi vida, y me alegro de haberte conocido ese día en el jardín. me hubiera gustado que nuestra amistad dure para siempre, pero no fue así. perdóname. te amo. tu amiga, Yuuko Saigyouji.

cuando terminé de leer la carta, rompí en llanto, y al acercarme al árbol, te vi en el suelo con una cortada en el cuello y en un charco de sangre, mi corazón quedó destrozado y lloré aún más, y fui a abrazarte. grité hasta quedar afónica y te abracé muy fuerte.

-eres una tonta Yuuko. dije. yo también te amo.-

el sacerdote que me dio la carta se me acercó y me dijo.

-ella quiso sacrificarse por el bien de todos, y solo falta completar el ritual para sellar el árbol. pero solo esperamos a que llegue usted para que pueda despedirse por última vez de ella. esa fue su última voluntad.-

al escuchar eso, me quedé un poco más tranquila. al final, lograste tu sueño de querer ser una youkai, aunque tuviste que morir para eso. me volví a acercar a tu cadáver, te besé y te di el ultimo abrazo mientras mis lágrimas recorrían tu frío rostro. mientras estaba así, te dediqué estas últimas palabras.

-Yuuko Saigyouji. la que separa las almas de sus cuerpos y les da un eterno descanso en el más allá. has sellado los pétalos del Saigyou Ayakashi, y tu cuerpo ha quedado como una barrera. ahora que tu sacrificio no fue en vano, tu alma puede ir en paz a Hakugyokurou. si tú lo deseas, para que ya no sufras nunca más, te haré olvidar todo para que así puedas empezar de nuevo y seas feliz en el lugar a donde vas.-

así estuve por unos minutos hasta que te volví a dejar en el suelo para que el sacerdote haga el ritual. mientras lo hacía, estuve viendo todo. no podía soportar ver que las raíces de ese árbol te tomaban y te arrastraba hacia adentro de él. en eso, empezó a brotar sangre desde las raíces del árbol y con ésta se formó alrededor del tronco un enorme sello. cuando estaba hecho, el árbol había muerto. tu sacrificio funcionó. el Saigyou Ayakashi lentamente se marchitaba y poco a poco desaparecía junto contigo. la gente estaba desconcertada porque no sabían lo que pasaba. los únicos que sabíamos éramos el sacerdote y yo. el árbol se ha ido a Hakugyokurou, junto contigo.

no sé cuánto tiempo ha pasado desde ese día, porque desde que pasó me encerré en mi habitación y no quise saber de nada ni de nadie. incluso Ran, mi shikigami, me traía de comer, pero yo no abría la puerta para nada. mi corazón estaba tan destrozado que no me importaba ni yo misma. así pasaron los días hasta que entró una extraña niña con orejas de gato y 2 colas a mi habitación.

-¿qué le pasa ama Yukari? ¿se siente mal?-

en eso entra Ran y dice.

-discúlpela por favor. se llama Chen. hace poco se volvió mi shikigami. es una niña interesante, en varias formas.-

-ya veo.- dije. -no hay problema.-

en eso me dice Ran.

-sé que aún no está recuperada del todo, pero si tiene la habilidad de atravesar las barreras que existen entre la vida y la muerte, entonces puede que sea capaz de volver a reunirse con esa persona a quien tanto quiere. y aunque se haya olvidado de usted, pues pueden empezar desde cero, y así formar nuevos y mejores recuerdos con ella. quizá no sea lo mismo como antes, pero debería intentarlo.-

quizás Ran tenga razón. aunque ya no se acuerde de mí, al menos podremos empezar de nuevo. tardé un tiempo en recuperarme y en superar tu muerte. cuando ya estaba lista, le dije a Ran que iba a ir a Hakugyokurou a reencontrarme contigo, o más bien, volver a presentarme. no fue tan difícil llegar. era un sitio oscuro, con unas largas escaleras, y había fantasmas por todos lados. al subir las escaleras, me detuvo un hombre en la entrada. tenía aspecto de humano, pero su alma estaba separada de su cuerpo. era un hombre mayor de cabello y barba plateados, y me dice.

-alto ahí youkai. ¿tienes algún asunto que tratar con la princesa de Hakugyokurou? soy Konpaku Youki, jardinero y guardián de la princesa Saigyouji. di a que has venido o vete.-

para quitármelo de encima, tuve que usar mi encanto femenino y mi habilidad de seducción para que me deje pasar.

-por lo visto, no es un youkai hostil. muy bien, puedes pasar.-

mientras seguía mi camino, una pequeña niña se acercó a ese jardinero y le dice.

-¡maestro! ¿por qué dejó pasar a esa mujer sospechosa?-

-no te preocupes Youmu. se ve que ella es una importante amiga de la ama Yuyuko, aunque a lo mejor la ama ya no se acuerde de ella.-

¿así que ahora te llamas Yuyuko? pensé. ese nombre te queda.

cuando estaba cerca de ti, volví a recordar todo lo que viví contigo y las lágrimas empezaron a salir. aun así, intenté sonreír y al acercarme a ti, volteaste y me saludaste diciendo hola, y yo volví a repetir aquellas palabras que dije la primera vez que te vi.

-mucho gusto en conocerte.-

Eso es todo. ¡Mucha suerte!
Cualquier duda o aclaración, pueden hacerlo por este tema.
Última edición por RedStorm el Vie Feb 16, 2018 1:11 am, editado 1 vez en total.
Imagen
La primera palabra que se me ocurrió fue sueño, mientras dormía.
Se lleva con cuidado la oscuridad de mi corazón.
La segunda palabra fue viento, al que le pido me muestre el camino.
Extiendo mis alas para alcanzar a Dios.
Como si contaran las penas del pasado
las manzanas doradas caen una tras otra.

Avatar de Usuario
MeirAz_Gc
Kedama
Kedama
Mensajes: 10
Registrado: Mar Feb 06, 2018 5:22 am
Cash on hand: Cerrado
Participant x 1

Re: Concurso de Fanfic: ¡Día del Amor y la Amistad 2018! ¡Votaciones!

Mensaje por MeirAz_Gc » Jue Feb 15, 2018 12:34 pm

Mmm... pues creo que, sintiéndolo mucho, no voy a votar, o por lo menos en principio, si se me ocurre algo que añadir junto a una puntuación pues lo comentaré, pero eso me será muy difícil, por no decir imposible. Tengo la desgracia, pero también la suerte, de ser alguien apático, prácticamente incapaz de comprender los sentimientos o el dolor, lo que creo se ve claro en el fic...
Bueno, aunque sea intentaré leer las demás obras para hacerme una idea de todo el panorama. Les deseo suerte a los que vayan a leer mi historia.
P. S. Recién acabo de leer las normas de la votación...
:facepalm:
Road to University...

Avatar de Usuario
Jaritu
Kedama
Kedama
Mensajes: 89
Registrado: Mar Oct 17, 2017 3:36 am
Cash on hand: Cerrado
Ubicación: Kurome's house
Participant x 1

Re: Concurso de Fanfic: ¡Día del Amor y la Amistad 2018! ¡Votaciones!

Mensaje por Jaritu » Sab Feb 17, 2018 6:42 am

Bien, dejare por acá mi opinión de los fan fic, no pondré nota porque no tienen valides en la votación, así que veamos.

Ansiosa:
[+] spoiler
Una historia divertida, creo que podría haber dado juego para hacer humor, pero eso serán cosas mías. Es bastante bonita y romántica, aun que ciertos personajes me los imaginaba diferente, pero podría ser que me confunde el fandom, me gusto bastante Yukari y Sakuya, y tal vez tambien la descripción del lugar bonito.
Contradicciones de un alma solitaria:
[+] spoiler
Tengo que decir que al principio me confundió bastante, no entiendo de que hablaba y por qué constantemente se estaba contradicion el propio texto, por decirlo de alguna manera, pero cuando me entere que era Seija, pues todo cobro algo más de sentido, el descubrir la gracias fue bonito y el texto también lo es (aunque no sé si es un poema o algo así, ahora me quede con la duda.). Le daría puntos además por ser la única historia que funciona con un solo personaje, buena introspección.
El sacrificio de Yuyuko:
[+] spoiler
Es una interesante reconstrucción de la muerte de yuyuko, sinceramente no veo a Yukari comportándose como en el fanfic, pero fuera de eso la historia me parece interesante, me gusto bastante Yuyuko y fue facil de leer, lo que siempre suma puntos para mí. No me convenció el final, pero eso como usualmente pasa, es una cosa mía porque no tengo una explicación de por qué no me gusta, tal vez demasiado cortante o disperso, no lo sabría explicar.
La inmortal y la hakutaka:
[+] spoiler
Puntos por como es Mokuo y puntos por el chiste del final, divertida, me entretuvo bastantes y me gusta porque veo muy interesante el amorío que parecen llevar estas dos.
Un amor más adictivo que la mikotina:
[+] spoiler
creo que lo que me paso con el texto es que esperaba más humor y eso, aunque lo irreverente de la historia es divertido. Solo diré que Sanae es una buena chica. :komano:
Imagen
I'm twenty!

Avatar de Usuario
Iaoth Caelum
ǝsıpɐɹɐd lnɟǝɔɐǝd ɐ ɟo uɹnʇɹǝʌo
ǝsıpɐɹɐd lnɟǝɔɐǝd ɐ ɟo uɹnʇɹǝʌo
Mensajes: 178
Registrado: Mié Ene 24, 2018 10:47 pm
Cash on hand: Cerrado
Ubicación: Algun plano lleno de fantasia.
Participant x 1

Re: Concurso de Fanfic: ¡Día del Amor y la Amistad 2018! ¡Votaciones!

Mensaje por Iaoth Caelum » Mar Feb 20, 2018 6:46 am

Well, ahora que estoy con suplementos para leer pondré mis puntuaciones y opiniones

Contradicciones de un alma solitaria:
[+] spoiler
Holy fucking shit Nota, esta historia esta genial, refleja un lado poco explorado del amor, un lado más retorcido y egoísta, refleja la soledad causada por un amor a uno mismo. Muestra en su totalidad los momentos en los cuales tenemos que decidir entre lo "correcto" y lo que realmente queremos, el aceptar la situación y adaptarse. Además tiene a Seija, osea pls.

La redacción es bastante buena, usa bien la cantidad de palabras entre punto seguido y punto seguido para no perder el hilo.

La ortografia tambien es muy buena, los signos de puntuacion y las tildes están colocados a la perfección.
PUNTAJE FINAL: 100/100


Ansiosa:
[+] spoiler
Tengo que admitir que me sorprendí, cuando comencé a leer no me llamo la atencion pero a medida que fue avanzando se volvió levemente interesante. Igual tiene demasiado diálogo y pocas descripciones.

La redacción es mejorable, se me hace que las acciones entre asteriscos eran innecesarias y se pueden suprimir y llevar a los intermedios entre frases.

La ortografia me gusta, hay muy pocos errores puntuales y tal.

PUNTAJE FINAL: 82/100


Un amor más adictivo que la Mikotina:
[+] spoiler
A LA MIERDA LA CUARTA PARED, no hay cosa mas comica que eso, y ese pun en el título es arte, ARTE.
Ok, ya me emocione mucho, vamos a lo serio. Demasiado diálogo y pocas descripciones, muy poca demostración de danmaku entre Reimu y Kanako, hubiera estado bonito. El humor salvo esto.

La redacción esta... meh, puede mejorarse, la forma de escribir los diálogos es incorrecta.

La ortografía es buena, nada que comentar.

PUNTAJE FINAL: 78/100


Hasta mañana:
[+] spoiler
Interesante cuanto menos, un poco de fanon, un poco de humor, un poco de canon, un poco de todo básicamente,
me gusta.

Hermosa redacción, me encanta el uso de los colores para mostrar los personajes, las descripciones de los sitios y los pensamientos.

Ortografía genial, nada mas que decir.

PUNTAJE FINAL: 100/100


La inmortal y la hakutaku:
[+] spoiler
Muy bonito, el título ya de por sí es bastante explicativo, las escenas son... no se si decir conmovedoras pero algo parecido.

Redacción hermosa, escenas muy bien explicadas y fácilmente imaginables.

Ortografía muy buena, nada que decir again.

PUNTAJE FINAL: 99/100


El sacrificio de Yuyuko:
[+] spoiler
DONDE ESTAN MIS MAYUSCULAS? AAAAAAAAA.
Fuera de mame, la historia es triste y bonita, I hate it but I love it.

Redacción regular, el formato de las oraciones y eso está bien, pero las acciones dentro de conversaciones son mejorables y las MAYÚSCULAS, LAS MAYÚSCULAS.

Ortografía buena, nada que decir, como siempre.

PUNTAJE FINAL: 80/100
"Yo no me aleje del mundo, el mundo destrozo todo lo que amaba." Izthos Zyruzey Lmoa

Avatar de Usuario
Sheep
Nue
Nue
Mensajes: 133
Registrado: Mar Oct 17, 2017 2:31 am
Cash on hand: Cerrado
Organizer x 1Participant x 5

Re: Concurso de Fanfic: ¡Día del Amor y la Amistad 2018! ¡Votaciones!

Mensaje por Sheep » Jue Feb 22, 2018 2:39 am

Contradicciones de un alma solitaria
Autor: Nota
[+] spoiler
Te pasaste...No vi un error ortográfico y pareciera casi como un poema. Bastante instropectivo pero bastante logrado eso sí.
Como dato extra, tu forma de escribir me recordó MUCHO a María Elena Walsh.
Puntaje:95/100
Ansiosa
Autor: Jin Esteban
[+] spoiler
Vaya vaya, este creo que sin duda fue el que mejor describió un romance. Esa inquietud que tenía Reimu sirvió para ir creando un climax. Vi algún error por ahí pero en general muy bien, te felicito.
Puntaje:90/100



Un amor más adictivo que la Mikotina
Autor: MeirAz_Gc
[+] spoiler
Se nota que busca ser cómico. Pero es muy random y la narración de obra de teatro le saca bastante redacción y posible desarrollo. A pesar de todo fue entretenido.
Puntaje:50/100

Hasta mañana
Autor: Jarito
[+] spoiler
Quizas algo cortito pero, buena ortografía y esas reflexiones de Mokuo estuvieron buenas.
Puntaje:70/100

La inmortal y la hakutaku
Autor: Youkai_Escritor
[+] spoiler
Curiosamente otro de Mokuo x Keine (?
También trataste lo de la inmortalidad, algo practicamente inevitable si vas a escribir de Mokuo.
Creo que el climax no fue tan desarrollado pero las descripciones del entorno le dieron un toque intimo entre las dos.
Puntaje:70/100


El sacrificio de Yuyuko
Autor: OuryuuXIX
[+] spoiler
No se porqué eso de las mayúsculas...hubo algunos errores más tambien.
Aunque la historia fue linda. Buen trabajo.

Puntaje:65/100
Y luego de leer todo eso tan azucarado iré a ver algo bien edgy para no saturarme.
Imagen

Avatar de Usuario
Orobas
Rekindling Fairy
Rekindling Fairy
Mensajes: 149
Registrado: Mié Oct 18, 2017 4:28 am
Cash on hand: Cerrado
Organizer x 1Participant x 2

Re: Concurso de Fanfic: ¡Día del Amor y la Amistad 2018! ¡Votaciones!

Mensaje por Orobas » Jue Feb 22, 2018 3:30 am

Contradicciones de un alma solitaria
Autor: Nota

[+] spoiler
La verdad, leyendo todo pense que el personaje seria Parsee, ver que al final era Seija fue un giro medio inesperado, nada mal. :komano:
No se si le quede bien una personalidad así a Seija, pero si admito que la forma en la que se describió es....triste, viendo como uno podría sentirse así en la vida real, al punto que hasta te da lastima y quieres abrazarla.
No se si fue la mejor lectura, pero si fue una MUY interesante.

Le doy 85 puntos. :yatasmile:

Ansiosa
Autor: Jin Esteban

[+] spoiler
El fanfic es bastante detallista, y en cierta forma es dulce.....demasiado dulce, casi vomito. :disgusted:
nah mentira, pero si es cierto que se notaba mucha dulzura en como las chicas se daban regalos, sobretodo cuando reimu y yukari comenzaron a estar solas.

Estuvo bien, le doy 70 puntos.

Un amor más adictivo que la Mikotina
Autor: MeirAz_Gc

[+] spoiler
Eh......sinceramente, este me gusto menos que los demás. Talvez sea por el hecho de que todo parece hecho apresurado, por ejemplo, cuando Kanako reta a Reimu, eso termina con un *y entonces Reimu venció a Kanako, fin*, a pesar de todo, la historia esta bien.

Le doy 40 puntos.

Hasta mañana
Autor: Jarito

[+] spoiler
La verdad esta muy bien escrita la historia, pero me dejo con ganas de mas, estaba leyendo a gusto, me gustaba como se comportaban y se relacionaban, y de repente....se termino así. :no:
Aun asi, fue algo que pude disfrutar leyendolo.

Le doy 70 puntos.

La inmortal y la hakutaku
Autor: Youkai_Escritor
[+] spoiler
Una historia bastante linda, con una escritura bastante fina y agradable de leer. Las interacciones entre Mokou y Keine eran bastante bonitas, y el final me gusto, es lindo.

Le doy 80 puntos.
El sacrificio de Yuyuko
Autor: OuryuuXIX

[+] spoiler
Bueno, las mayúsculas en un fic son importantes. :no:
Y el comportamiento de Yukari no la creo ver así en la realidad, digo, si puedo ver que tuviera una admiración o amor por Yuyuko, pero no tan así como lo escribió.
Aun asi, el fic esta bien, me gusto leerlo. :bloglaugh:

Le doy 60 puntos.
Muchas felicitaciones a todos por escribir cosas tan empalagosas. :yuko:

Avatar de Usuario
RedStorm
Rekindling Fairy
Rekindling Fairy
Mensajes: 124
Registrado: Lun Ene 01, 2018 9:11 am
Cash on hand: Cerrado
Ubicación: Makai
Organizer x 2Participant x 1
Contactar:

Re: Concurso de Fanfic: ¡Día del Amor y la Amistad 2018! ¡Votaciones!

Mensaje por RedStorm » Jue Feb 22, 2018 5:20 am

Muchas gracias a todos los que han votado hasta el momento, aunque, parece que se toman su tiempo en leer las historias, así que he decidido extender el plazo hasta el viernes. El sábado sin falta se publicarán los ganadores. ¡Animo!
Imagen
La primera palabra que se me ocurrió fue sueño, mientras dormía.
Se lleva con cuidado la oscuridad de mi corazón.
La segunda palabra fue viento, al que le pido me muestre el camino.
Extiendo mis alas para alcanzar a Dios.
Como si contaran las penas del pasado
las manzanas doradas caen una tras otra.

Avatar de Usuario
MeirAz_Gc
Kedama
Kedama
Mensajes: 10
Registrado: Mar Feb 06, 2018 5:22 am
Cash on hand: Cerrado
Participant x 1

Re: Concurso de Fanfic: ¡Día del Amor y la Amistad 2018! ¡Votaciones!

Mensaje por MeirAz_Gc » Jue Feb 22, 2018 6:59 am

Bueno, no me fue tan mal como pensaba, no me quejo. He visto ciertas cuestiones que responderé ahora, una vez vuelva a leer las votaciones...
Sí, el fic busca ser cómico, poco más puedo hacer.

RetPow: Buff, siempre he tenido problemas con la redacción, sobre todo a la hora de escribir algo para clase. No sé si valdrá como respuesta, pero bueno. Me era imposible describir nada, ya que este fic fue usado originalmente para una actividad en el Discord de FC, y había límite de palabras, por lo que no pude extenderme lo deseado.
...
Vaya, pensaba que había más cuestiones... bueno, tampoco es algo imprescindible. Ha sido un placer participar en esta actividad. Intentaré para la próxima usar un fic nuevo, con mayor extensión, porque fui demasiado vago para esta, prefiriendo usar una que ya había hecho meses atrás...
Bueno, aquí me despido por ahora. :wink:
Road to University...

Avatar de Usuario
Addamelech
Septetrion of Yatagarasu
Septetrion of Yatagarasu
Mensajes: 159
Registrado: Mar Oct 17, 2017 6:17 am
Cash on hand: Cerrado
Ubicación: Chile
Participant x 7
Contactar:

Re: Concurso de Fanfic: ¡Día del Amor y la Amistad 2018! ¡Votaciones!

Mensaje por Addamelech » Sab Feb 24, 2018 12:29 am

Nota:
[+] spoiler
Que sepas que los primeros 2/3 de tu historia los odié desde la profundidad de mi alma. Al principio parecía salmo de la biblia con tanta pregunta que se respondía sola, y luego el contenido se volvió ultra edgy emo como si se tratara de un fic de un niño de 14-15 años con problemas de ansiedad y autoestima... hasta que resultó ser Seija y ahí todo cobró sentido. El final salvó tu historia, good fucking job. 60 puntos
Jin Esteban:
[+] spoiler
La verdad es que parece más un guión que un cuento. Sentí muy rígida tu manera de contar las cosas, demasiado straightforward y narrativo. ¿Quizás te falta matizar en tu escritura? Lograr tonalidades, mejorar sutilezas, ya sabes. Eso de las **acciones** marcadas así también queda muy de tipo "chat" y poco prolijo. Recomendación: quizás leer más cosas en español, más novelas para que mejores la estructura de tipo cuentacuentos.
Sobre el contenido, bastante normal y el twist estuvo un poco blando. Keep working. 50 puntos


Meiraz:
[+] spoiler
Jas, esta es más aún un guión que un cuento, o más bien un doujin manga puesto en palabras. Hay 3 cosas que puedo destacar de esta pieza: 1.- Es corta, tiene una longitud justa para lo que quiere contar sin exceso de adornos. 2.- El lenguaje usado por las chicas fluía bastante bien. Uno se podía imaginar exactamente el tono que usaban las chicas al hablar y la intención. 3.- El contenido lewd me encanta y el tono jocoso también es de mis preferidos. Wacky Love Comedies FTW. 75 puntos
Jarito:
[+] spoiler
GOD DAMN IT LAS TILDES, FÍJATE BIEN QUE TE FALTAN MUCHAS.
Fuera de eso, hasta ahora eres el que más destrezas técnicas tiene al escribir. La historia está bien estructurada, hay equilibrio entre la fluidez del diálogo y la narración que enriquece el contexto de estas dos chicas y sus circunstancias. Me encanta que hablen mientras comparten una comida, y de temas tan mundanos como la labor del día a día, y que a la vez se traiga a colación el tema del respeto y admiración mutua por tener las dos distintas razones. Y bonus points por poner un tema medio filosófico al final, el de la eventual muerte de Keine a ojos de un inmortal. 80 puntos
Youkai_escritor:
[+] spoiler
God fucking damnit. Esto es como si lo hubiese escrito yo, pero con más gracia y elegancia. Muy bien orquestado todo, parece un cuento de verdad y súper publicable.
No me gusta mucho el final, estoy esperando el cargamento de insulina mientras escribo esto. Lo que habría hecho yo es ponerlo más como una relación platónica como hizo más o menos Jarito, pero te lo perdono porque todo lo de alrededor está muy bien hecho, y sólo es una diferencia de gustos el hecho de que a ti te guste así y a mí me guste de otra manera.
"Me has hecho ama y esclava del universo"
Al borde de la cetoacidosis. 80 puntos
Ouryuu
[+] spoiler
Esta historia también me hizo subir la glicemia. Me gusta la recontextualización de lo ocurrido a Yuyuko y la relación con Yukari, sin embargo, nuevamente faltan matices en la narración y los diálogos. Resulta raro que en la primera conversación que tienen salga de inmediato el tema de la habilidad de yukari. Parecían ser súper rígidas las conversaciones, como de pregunta-respuesta. Yo le habría puesto un poco más de pausa, un poco más de sensación dubitativa al hablar con alguien de otro mundo, un breather entre los diálogos que den cuenta de la atmósfera, etc.
Good job nonetheless, el tema lo tenías bien pero falta armarle la estructura nada más. 50 puntos
"Si no juegas en lunatic, es que no te esfuerzas en la vida en general" Imagen

Avatar de Usuario
RedStorm
Rekindling Fairy
Rekindling Fairy
Mensajes: 124
Registrado: Lun Ene 01, 2018 9:11 am
Cash on hand: Cerrado
Ubicación: Makai
Organizer x 2Participant x 1
Contactar:

Re: Concurso de Fanfic: ¡Día del Amor y la Amistad 2018! ¡Votaciones!

Mensaje por RedStorm » Dom Feb 25, 2018 2:20 am

Antes de cerrar el concurso y publicar los resultados, paso a dejar mis votaciones:

Contradicciones de un alma solitaria
Autor: Nota
Comentarios: Tienes una redacción bastante buena, hablando con honestidad. Hay que rendirse ante esa "llama que me de calor en esta fría vida, en la cual pago mis errores". O la parte de "Soy un ser que se desprecia por causar alegría, porque no puedo hacerla mía", bastante genial porque en pocas palabras describe claramente cuál es su sentimiento. Sin embargo, hay un pequeño problema... Y es que aunque todo está muy bien y bellamente redactado... ¡hacen faltan más referencias al personaje! De no ser porque casi al final te dice que es Seija la que escribe todo eso, pues bien pudo ser cualquier ora persona. Me hubiesen gustado más referencias a la historia del personaje, pues así como está, pues es una historia muy buena, pero sin mucha relación con Touhou salvo que al final metes que la autora es Seija escribiéndolo en el Bosque Youkai (y es un concurso de Touhou, después de todo). Otro problema es la transición entre el monólogo interior de la protagonista, y la narración en tercera persona con que cierra la historia. Es decir, no se distingue a primera vista cuando Seija deja de hablar y pasas tú a ser el narrador. Esto se podría arreglar con algo muy sencillo como usar cursivas en lo primero.
Calificación: 85

Ansiosa
Autor: Jin Esteban
Comentarios: No me esperaba que la historia fuese de Reimu y Yukari, al principio que sería algo relacionado con Marisa. Quedo muy bonita la historia, me gustó mucho como describes el beso (que conectan sus labios) y la ambientación que le das. Hay que cuidar algunos detalles en la redacción, por ejemplo describir las acciones entre asteriscos (como si fuera un roleo) no se ve muy bien en mi opinión, o cuando aparecieron Ran, Chen y Youmu, dar alguna descripción de ellas antes de que comiencen a dialogar. Por lo demás, muy bella historia, se nota que Yukari se esmeró en su regalo a Reimu.
Calificación: 85

Un amor más adictivo que la Mikotina
Autor: MeirAz_Gc
Comentarios: Mi consejo es cuidar las lecturas redundantes. Como el "decidió entonces ir al templo Moriya. Y se empezó a dirigir a éste." Podrías intentar algo como "llegó a una decisión, y decidió ir al santuario Moriya lo más pronto posible". Algo así quedaría mejor. El fic está escrito al estilo obra de teatro. No es una obra de teatro, por supuesto, pero sugiero cuidar el formato y poner las acciones de los personajes entre paréntesis. Otra cosa es que la acción es demasiado rápida (básicamente, Reimu la tiene muy fácil en enamorar a Sanae). Por lo demás, está muy gracioso. Si algún día lo reescribes, apuesto a que lo podrías mejorar muchísimo.
Calificación: 80

Hasta mañana
Autor: Jarito
Comentarios: Mi sugerencia es cuidar la redacción y la ortografía. Por ejemplo: yakitori y kushi con mayúscula; Entre > Entré; el diálogo de "patrullando suelo perder la noción del tiempo" > "durante mis patrullas, suelo perder la noción del tiempo", para que no suene a que está patrullando el suelo; "Una mujer de aspecto joven (...) Kamishirasawa Keine, una mujer hermosa de pelo plateado" > No redundar que es una mujer; "alguien que llenaba mi vida más allá de las peleas con la princesa petulante, alguien que como yo, viviría aun con el pasar de los siglos", se confunde si se refiere a Kaguya o a Keine. Por el lado de la historia en sí, me pareció bastante bonita. Aún siendo un relato corto, le pusiste bastante feeling, como con eso de que Keine es la única cliente del puesto de yakitori, hace pensar que Mokou lo hace por su amor a la maestra.
Calificación: 83

La inmortal y la hakutaku
Autor: Youkai_Escritor
Comentarios: Que los nombres no suenen como salidos de un traductor, específicamente "Bosque de Bambú del Perdido", aunque así lo tradujeron en la Wiki y en los juegos, ¿por qué no ser más creativos y cambiarlo por algo mejor como "Bosque de Bambú de los Extraviados"? Luego el párrafo: "El campesino estaba aterrado, y como no lo iba a estar si estaba colgando de cabeza y una coneja youkai lo miraba como un maniático ve a su siguiente víctima. Si contar con que la malandra tenía un cuchillo que parecía bien afilado." (Quedaría algo mejor como: "El campesino se agitaba aterrado. ¿Y cómo no iba a estarlo? Si se encontraba colgado de cabeza, mientras una coneja youkai lo miraba de la manera en que un maniático analiza a su siguiente víctima. Sin contar con que ésta sostenía un cuchillo de cazador que parecía recién afilado".) Pese a los tropiezos iniciales, la narración se recupera en la parte romántica, quedando muy bien descrito que Mokou compare el cabello de Keine con algo natural, así como la ambientación. ¿A quién no le gustaría una velada así de agradable?
Calificación: 88

El sacrificio de Yuyuko
Autor: OuryuuXIX
Comentarios: Hay que cuidar sobre todo la ortografía, ya que después de un punto siempre sigue una mayúscula. También habría que ser más detallista, pues la historia se sucede de manera muy rápida y el final me pareció muy abrupto. Por lo demás, la historia es enternecedora.
Calificación: 77
Imagen
La primera palabra que se me ocurrió fue sueño, mientras dormía.
Se lleva con cuidado la oscuridad de mi corazón.
La segunda palabra fue viento, al que le pido me muestre el camino.
Extiendo mis alas para alcanzar a Dios.
Como si contaran las penas del pasado
las manzanas doradas caen una tras otra.

Cerrado